“Europa como tarea: 70 aniversario del Congreso de la Haya” [evento]

El Movimiento Europeo español junto con la Unión de Europeístas y Federalistas de España está organizando unas jornadas para conmemorar el 70 aniversario del Congreso de la Haya de 1948. Momento de vital importante para el devenir de Europa.

Reza la convocatoria:

“Todo empezó en La Haya en aquel mayo de 1948. Europa estaba devastada. El telón de acero dividía ya el continente en dos mitades y la “guerra fría” se cernía sobre los pueblos europeos. Ochocientas personalidades se reunieron en La Haya con la idea de que no se podía permitir el suicidio de Europa tras dos guerras fratricidas en cuarenta años. Había que edificar otra Europa, que garantizara la paz, la libertad y la prosperidad del continente. El éxito del Congreso supuso un impulso decisivo para comenzar el proceso de integración europea. Las resoluciones del Congreso conservan una gran vigencia. Y allí nació también la idea de fundar el Movimiento Europeo como organización trasnacional para defender y propagar en la sociedad europea el proyecto surgido en el Congreso de La Haya, que en esencia era la construcción de una Unión Política para Europa.

Este año celebramos el 70 aniversario del Congreso de La Haya, en el que la Unión Europea de Federalistas fue una de las organizaciones participantes. Con tan grato motivo el Movimiento Europeo, con la colaboración de UEF y otras organizaciones europeístas, estamos preparando para los días 4 y 5 de mayo una gran convención, con el título “Europa como tarea”.”

✏️ Apúntate en este formulario

¡¿Nos vemos en allí?!😃

Salvador de Madariaga en el Congreso de La Haya de 1948

Salvador de Madariaga pronunció un brillante discurso como recién elegido Presidente de la Comisión Cultural del Movimiento Europeo en el célebre Congreso de La Haya de 1948, del que este año celebramos su setenta aniversario:

“Europa debe hacerse. Hemos aquí manos a la obra, empujados por os sentimientos: el peligro, sentimiento negativo; y la inspiración creadora, sentimiento positivo”

“Europa debe nacer para que nuestras naciones no mueran. Mas Europa debe nacer porque la hemos concebido. Las dos costumbres se completan. El peligro estimula el ser y el ser aleja el peligro”.

“Tenemos, ante todo, que amar a Europa, esta Europa sonora por la “risa enorme” de Rabelais, iluminada por la sonrisa de Erasmo y el espíritu de Voltaire, donde brillan los ojos de Dante, los ojos luminosos de Shakespeare, los ojos serenos de Goethe y los ojos torturados de Dostoievski. Esta Europa en que sonríe la Gioconda, esta Europa que vió a Miguel Angel y a David, esta Europa en que brilla el genio espontáneo de Bach a través de su geometría intelectual, en donde Hamlet busca en el pensamiento el misterio de su inacción y Fausto en la acción consuelo al vacío de su pensamiento; donde Don Juan busca en las mujeres halladas a la que nunca halló, y en donde Don Quijote, lanza en ristre, galopa para obligar a la realidad a elevarse sobre sí misma. Esta Europa donde Newton y Leibniz miden lo infinitesimal, en que las catedrales brillan, como decía Musset, arrodilladas en su vestido de piedra; en donde los ríos, hilos de plata, engarzan collares con las ciudades, joyas talladas en el espacio por el cincel del tiempo. Esa Europa debe nacer y nacerá cuando los españoles dirán “Nuestra Chartres”, cuando los ingleses dirán “nuestra Cracovia”, cuando los italianos dirán “Nuestra Copenhague”, cuando los alemanes dirán “Nuestra Brujas”  y retrocederán horrorizados ante la idea de volver a poner encima manos asesinas. Esta Europa vivirá, pues que es entonces cuando el Espíritu que dirige la Historia habrá pronunciado las palabras creadoras: “Fiat Europa”.

Estas líneas las recoge el poeta Luis López Álvarez en su libro “En Europa con Madariaga” amigo personal de Salvador de Madariaga.

 

Es un libro muy interesante. No es exactamente una biografía ni de uno ni de otro sino, mas bien las vivencias de dos amigos marcadas por una época y los recuerdos de uno de ellos sobre las mismas. A mí me ha gustado porque, al fin y al cabo, se trata de las impresiones de alguien que fue testigo de la Historia.

A a ti, ¿¡¿ qué te parecen estas palabras de Salvador de Madariaga ?!? 😀

Fuente: López Álvarez, Luis “En Europa con Madariaga”, Colección Soláster, Madrid, 2002. Pág. 15