69º Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Hoy, día 10 de diciembre se cumplen 69 años de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Merece la pena recordar en este día un texto tan importante como el mencionado y a la Presidenta de la comisión que lo redactó, Eleanor Roosevelt!

Y para ello, me gustaría recomendar dos libros interesantísimos:

24883476_10213311283850834_869666122769235463_o.jpg

  • Un mundo nuevo. Eleanor Roosevelt y la Declaración Universal de Derechos Humanos” de Mary Ann Glendon. Fondo de Cultura Económica, Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Universidad Panamericana, México, D.F., 2011

En este libro se examina con detalle la gran labor de Eleanor al frente de la comisión redactora de la Declaración: su análisis sobre la situación geopolítica que dificultaba la redacción del texto y su estudio sobre la naturaleza filosófica y jurídica de la Declaración que le permitirán realizar aportaciones a sus colegas que serán decisivas para consensuar el texto que posteriormente será aprobado.

  • Eleanor Rosevelt. La feminista que cambió el mundo” J. William T. Youngs. Libros de Vanguardia, Barcelona, 2015

Este libro hace un repaso de la vida de Eleanor. Nos cuenta su desarrollo personal como persona y como mujer consciente de las injusticias en las que vivía por el simple hecho de serlo y cómo desarrolló su papel como Presidenta.

En este segundo libro, Laura Freixas en el prólogo títulado “Una revolución amable” señaló que “Eleanor Roosevelt constituye sin ninguna duda un gran modelo político y humano. Especialmente para las mujeres. Porque supo hacer grandes cosas por sí misma, sin pagar los precios desgraciadamente habituales que son la soledad, la marginación, el enfrentamiento con los hombres… Un ejemplo, quizá no muy fácil de seguir, pero enormemente estimulante“. (págs. 13-14)

Las Naciones Unidas han lanzado una campaña para celebrar el que será el 70 aniversario de esta Declaración. Con ella, pretenden “destacar la trascendencia de este documento histórico, que proclamó los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento ni ninguna otra condición“.

Como parte de la celebración de este Día Internacional de los Derechos Humanos, me parece muy interesante hacer brevemente el mapa mental de la protección de los Derechos Humanos para Europa. Me refiero a que además de las Naciones Unidas y sus Tratados Internacionales de protección de los Derechos Humanos también contamos con dos niveles más de protección europeos: el del Consejo de Europa y el de la Unión Europea. Y por supuesto, los derechos fundamentales contenidos en las constituciones nacionales, como la nuestra, la Constitución Española de 1978.

Así, el Consejo de Europa junto con su tribunal llamado Tribunal Europeo de Derechos Humanos se encarga de la protección de los derechos que se contienen en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Y además, para los, de momento, 28 Estados miembros de la UE también contamos con otro texto júridico vinculante de protección de derechos llamado la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se encarga de proteger.

Ambos, el Consejo de Europa y la UE colaboran para mejorar la protección de los Derechos Humanos en Europa tal y como pone de manifiesto la última reunión que mantuvieron hace unos días el Secretario General del Consejo de Europa Thorbjørn Jagland y el Primer Vice Presidente de la Comisión Europea Frans Timmermans en la que hicieron un llamamiento a los gobiernos para volver a comprometerse a promover y mantener los estándares de derechos humanos.

Timmermans-Jagland_49678_001.jpg

En fin, sirva este brevísimo esquema para darnos cuenta de la defensa de los Derechos Humanos debe ser y es una cuestión vital que debe respetarse tanto a nivel político como jurídico. Y, evidentemente, entre nosotras, las personas que convivimos en este mundo.

Consejo de Europa

¡Hola!,

¿Recuerdas que en el post “Meninas de Canido. Objetivo: Europa” dijimos que las Meninas de Canido pretenden convertirse en Itinerario Cultural Europeo? ¿Y que tal distinción la concede el Consejo de Europa?

Pues me parece oportuno explicar la diferencia entre el Consejo de Europa y la Unión Europea. Lo haremos en este artículo. Es fácil confundirse, pero no son lo mismo. 😉

Por un lado, el significado de la Unión Europea ya la hemos visto en este post.

Por otro, el Consejo de Europa es otra Organización Internacional de ámbito europeo, pero que nace con otro propósito.  Es una OOII de cooperación entre los estados europeos para construir un espacio político y jurídico común en base a valores como la democracia, los derechos humanos y el imperio de la ley.

Para entender su razón de ser, repasemos brevemente su historia. El Consejo de Europa surge como punto de encuentro entre dos tendencias políticas convergentes tras la Segunda Guerra Mundial en Europa. Da una banda, una corriente entendía necesaria la creación de una OOII de integración y  de otra, otro grupo mantenía que sería mejor crear una OOII de cooperación intergubernamental. La postura intermedia (aunque ciertamente más cercana a la segunda tesis) es esta Organización.

De este modo, el Consejo de Europa se constituye en 1949 a través del Tratado de Londres.

El artículo 1º del Estatuto de Londres expresa que su fin “consiste en realizar una unión más estrecha entre sus miembros para salvaguardar y promover los ideales y los principios que constituyen su patrimonio común  y favorecer su progreso económico y social”.

¿Qué estados pueden adherirse?

Los estados democráticos, estando vedada a dictaduras y regímenes autoritarios. Un ejemplo claro de ello es el caso español: España no devino Estado Miembro del Consejo de Europa hasta el año 1977, en pleno periodo constituyente.

La exigencia democrática (art 3 del Estatuto de Londres) dice así: “Cada uno de los Miembros del Consejo de Europa reconoce el principio del imperio del Derecho y el principio en virtud del cual cualquier persona que se halle baso su Jurisdicción de gozar de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, y se compromete a colaborar sincera y activamente en la consecución de la finalidad definida en el capítulo primero”.

En este enlace puedes ver los países que forman parte.

Junto a este requisito, los Estados deben cumplir otros requisitos no escritos como la ratificación del Convenio europeo de Derechos Humanos, de 4 de noviembre de 1950 y que el Estado candidato haya abolido la pena de muerte en su ordenamiento o asuma el compromiso de no aplicarla.

¿Cuál es su composición?

En primer lugar, cuenta con un Comité de Ministros, que es un órgano encargado de decidir que actúa en nombre del Consejo de Europa (art. 13).

Cada Estado miembro tiene un representante en el Comité de Ministros y cada representante tiene un voto. Los representantes en cuestión son los Ministros de Asuntos Exteriores y si este no puede asistir a las sesiones, “o cuando otras circunstancias lo aconsejen, podrá designarse un suplente que actué en su lugar, este será, en la medida de lo posible, un miembro del Gobierno de su país” (art 14).

Sobre la toma de decisiones adoptan la forma de recomendaciones  que están provistas de efectos jurídicos. (art. 15).

En segundo lugar, una Asamblea Consultiva (que antes se llamaba Asamblea Parlamentaria). Es el órgano deliberante del Consejo de Europa.

Es un órgano de naturaleza consultiva que “deliberará acerca de los asuntos que sean de su competencia, tal como ésta queda definida en el presente Estatuto, y transmitirá sus conclusiones al Comité de Ministros bajo la forma de recomendaciones”( art 22 del Estatuto de Londres).

Está compuesta por representantes de los Parlamentos nacionales (a España le corresponden 12), que sin embargo, no actúan de representación del Estado respectivo (art. 25).

En tercer lugar, la Secretaria (art. 36), que se encarga de coordinar las políticas del Consejo de Europa y de los Estados miembros. Su presidente es Thorbjørn Jagland.

 

Una de sus últimas campañas se llama NoHate. Con ella se pretende poner en valor la tolerancia en Internet en el Día Internacional para la Tolerancia celebrado el día 16 de este mes de noviembre.

“Bajo el lema No Hate Speech online (no al discurso de odio en la Red), el Consejo de Europa ha convocado esta Campaña que pretende movilizar a los ciudadanos, especialmente a los jóvenes, para que debatan, actúen juntos en defensa de los Derechos Humanos y luchen contra cualquier forma de intolerancia en Internet.

En España, la Campaña está siendo impulsada por el Instituto de la Juventud (INJUVE) como organismo de la Administración General del Estado especializado en juventud y en la promoción de la participación juvenil.”

¡Te animo a que le eches un ojo ! 🙂

Los principios fundamentales de la UE (II)

Continuamos con nuestra serie sobre los principios fundamentales de la UE. En el post anterior hablamos sobre el principio de democracia y hoy trataremos el principio del respeto a los derechos humanos.

El Principio del respeto a los derechos humanos se recoge también en el artículo 2 TUE ( que puedes ver en el post anterior), pero sobre todo, en el artículo 6 TUE.

Artículo 6: “1. La Unión reconoce los derechos, libertades y principios enunciados en la Carta de los Derechos  Fundamentales de la Unión Europea  de 7 de diciembre de 2000, tal como fue adaptada el 12 de diciembre de 2007 en Estrasburgo, la cual tendrá el mismo valor jurídico que los Tratados.

Las disposiciones de la Carta no ampliarán en modo alguno las competencias de la Unión tal como se definen en los Tratados.

Los derechos, libertades y principios enunciados en la Carta se interpretarán con arreglo a las disposiciones generales del título VII de la Carta por las que se rige su interpretación y aplicación y teniendo debidamente en cuenta las explicaciones a que se hace referencia en la Carta, que indican  las fuentes de dichas disposiciones.

2 La Unión se adherirá al Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las  Libertades Fundamentales. Esta adhesión no modificará las competencias de la Unión que se definen en los Tratados.

3. Los derechos fundamentales que garantiza el Convenio Europeo para la Protección de los  Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales y los que son fruto de las tradiciones constitucionales comunes a los Estados miembros formarán parte del Derecho de la Unión como principios generales.”

La obligación de respetar los derechos humanos debe cumplirse tanto para el Estado que tiene la intención de adherirse la Union como para el Estado que ya forma parte de la Union. Además este principio también forma parte de la política exterior y de cooperación de la Unión.

*La carta de los derechos fundamentales de la UE es un documento que reconoce una serie de derechos personales, civiles, políticos, económicos y sociales de los ciudadanos y residentes de la UE.

La Carta de Derechos Fundamentales  trata distintos temas que engloban el tema de los derechos, como: la dignidad (dignidad humana, derecho a la vida, derecho a la integridad de la persona, prohibición de la tortura y de las penas o los tratos inhumanos o degradantes, prohibición de la esclavitud y el trabajo forzado), la libertad (derechos a la libertad y a la seguridad, respeto de la vida privada y familiar, protección de los datos de carácter personal, derecho a contraer matrimonio y derecho a fundar una familia, libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, libertad de expresión e información, libertad de reunión y asociación, libertad de las artes y de las ciencias, derecho a la educación, libertad profesional y derecho a trabajar, libertad de empresa, derecho a la propiedad, derecho de asilo, protección en caso de devolución, expulsión y extradición), la igualdad (igualdad ante la ley, no discriminación, diversidad cultural, religiosa y lingüística, igualdad entre hombres y mujeres, derechos del menor, derechos de las personas mayores, integración de las personas discapacitadas), la solidaridad (derecho a la información y a la consulta de los trabajadores en la empresa, derecho de negociación y de acción colectiva, derecho de acceso a los servicios de colocación, protección en caso de despido injustificado, condiciones de trabajo justas y equitativas, prohibición del trabajo infantil y protección de los jóvenes en el trabajo, vida familiar y vida profesional, seguridad social y ayuda social, protección de la salud, acceso a los servicios de interés económico general, protección del medio ambiente, protección de los consumidores), la ciudadanía (derecho a ser elector y elegible en las elecciones al Parlamento Europeo y derecho a ser elector y elegible en las elecciones municipales, derecho a una buena administración, derecho de acceso a los documentos, Defensor del Pueblo Europeo, derecho de petición, libertad de circulación y de residencia, protección diplomática y consular) y  la justicia (derecho a la tutela judicial efectiva y a un juez imparcial, presunción de inocencia y derechos de la defensa, principios de legalidad y de proporcionalidad de los delitos y las penas, derecho a no ser acusado o condenado penalmente dos veces por el mismo delito).

¡Gracias y hablamos en los comentarios! 🙂