📝 “Esta vez voto para erradicar la violencia de género en Europa”

La asociación Young Feminist Europe ha publicado el artículo que he escrito para su campaña Her Europe (para que “las mujeres jóvenes* participen en la política europea, compartan sus esperanzas y aspiraciones sobre los derechos de las mujeres y su visión general para el futuro”). El artículo trata sobre la necesidad de que la UE tome las medidas necesarias para afrontar la violencia contra las mujeres ratificando el Convenio de Estambul del Consejo de Europa.

Me gustaría aprovechar la ocasión para dar las gracias a la asociación Young Feminist Europe por permitirme colaborar con su proyecto y darles la enhorabuena por su constante trabajo en tratar de poner el feminismo en la agenda de las políticas europeas.

Puedes leer el artículo en inglés en su web!! Y en este post puedes leer la versión en castellano:

“ESTA VEZ VOTO PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN EUROPA”

Una de las formas de discriminación más visibles es la violencia que se ejerce contra las mujeres que en muchos casos termina con sus vidas (y con la de sus hijos/as). Para afrontarla, la UE debe ratificar el Convenio de Estambul lo antes posible.

No vivimos en igualdad real, vivimos, según la académica Amelia Valcárcel, en el “espejismo de la igualdad”. Nos han dicho que somos iguales a los hombres, pero cuando vas a la realidad, ¿los hechos en que se traducen? “discriminación en el empleo, discriminación en los salarios, tráfico de las más débiles, etc”. La violencia no es solo “que te pasen cosas”, violencia también es “una cosa que el sistema ejerce continuamente contra tus posibilidades, tus deseos, tu talento, tu libertad, tu seguridad en ti misma”.

Un tratado internacional para afrontar la Violencia contra las Mujeres

En 1997, las Naciones Unidas aprueban el primer texto legalmente vinculante en la agenda de los derechos de las mujeres con la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW). Como el tema de la violencia contra las mujeres no se abordó de manera suficiente y específica en esta Convención, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer adoptó la Recomendación general Nº 19 en 1992, y la amplió en 2017 a través de la Recomendación general Nº 35. Estas recomendaciones desarrollan con más profundidad los aspectos legales con respecto a la lucha contra la violencia contra las mujeres. Pero, no es suficiente.

Será el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra  las mujeres y la violencia doméstica del Consejo de Europa (conocido como Convenio de Estambul) el instrumento legal global para combatir la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica.

Su principal  objetivo es la protección de las mujeres contra todas las formas de violencia, así como la prevención, persecución y eliminación de la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. Y de esta manera, proteger los derechos de las mujeres.

Los puntos fuertes del Convenio de Estambul

Establece un claro enlace entre la desigualdad de género y la violecia contra las mujeres. Reconoce que la VCM es tanto una causa como una consecuencia de las relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres y que no puede erradicarse sin invertir en una mayor igualdad entre mujeres y hombres y por ello  requiere de los estados que implementen políticas de igualdad de género y empoderen a las mujeres.

Otro apunte importante es la delimitación clara entre dos conceptos malinterpretados:  “violencia contra las mujeres” (se deberá entender una violación de los derechos humanos y una forma de discriminación contra las mujeres (…)) y “violencia doméstica” (que se entenderán como aquellos actos de violencia que se producen en la familia o en el hogar o entre cónyuges o parejas de hecho antiguos o actuales, independientemente de que el autor del delito comparta o haya compartido el mismo domicilio que la víctima).

Recogiendo la jurisprudencia del TEDH, este tratado desarrolla un nuevo enfoque centrado en la victima ( pone el énfasis en la importancia de tratar a las víctimas con respeto y sensibilidad, y poner sus derechos, necesidades y seguridad en el centro de todas las intervenciones) y señala diversas  formas de violencia (violencia psicológica; violencia física; acoso; violencia sexual, incluida la violación (dentro del matrimonio); matrimonios forzosos; mutilacion genital femenina; aborto y esterilización forzosos; acoso sexual; etc).

También, establece la responsabilidad de los estados para responder de manera rápida y adecuada: brindar protección adecuada e inmediata a la víctima (artículo 50 CE); asegurar la evaluación de riesgos y la gestión de riesgos para mantener a la víctima a salvo (artículo 51 CE); atomar medidas para evitar la victimización secundaria, dirigidad a la a la autonomía e independencia económica de las mujeres víctimas de violencia;  al establecimiento de servicios de proteccióny apoyo., etc. Y, crea un grupo de monitorie permanente para la aplicación del convenio llamado GREVIO (art. 66).

Por qué la UE debe ratificar el Convenio de Estambul lo antes posible

La igualdad entre mujeres y hombres es uno de los principios fundacionales de la Unión Europea y, aunque la UE cuenta con diferentes textos legales relacionados con la protección de las mujeres (la Directiva 2011/99 / UE sobre la Orden Europea de Protección (OEP); la Directiva 2012/29/UE  (Directiva de Víctimas)  o el Reglamento UE n. 606/2013 ), ninguno de ellos se centra en la lucha contra la violencia contra las mujeres.

El Instituto Europeo para la Igualdad de Género desarrolla una gran labor en la erradicación de la violencia contra las mujeres, pero es necesaria la vinculación legal que da un tratado como el Convenio de Estambul del Consejo de Europa.

En 2017, la UE se adhiere con su firma al Convenio de Estambul. Ahora es imprescindible su ratificación. Es necesario el impulso del Unión haciendo uso de su derecho para ratificar tratados internacionales para inspirar a sus Estados miembros a secundarla (con su ratificación individual). Además con esta ratificación se demostrará y fortalecerá el gran valor añadido que aporta el trabajo conjunto del Consejo de Europa y la Unión Europea.

El Parlamento Europeo ha realizado numerosas llamadas a la ratificación del Convenio de Estambul (Resolución de 12 de septiembre de 2017; Resolución de 19 de abril de 2018; Resolución de 30 de mayo 2018). También lo ha hecho la sociedad civil a través de la coalición Europea para el fin de la violencia contras las mujeres y niñas. Sin embargo, el tratado no ha sido ratificado durante esta legislatura. Es hora de que la UE se base en la norma de la mayoría para tomar la decisión y ratifique el Convenio de Estambul. ¡La ratificación debe ser la última medida que se realice antes de que termine esta legislatura o lo primero que se haga cuando comience la siguiente!

Para concluir, si queremos una Europa más igualitaria entre mujeres y hombres debemos poner más personas feministas a trabajar en Europa. Votemos en estas Elecciones Europeas de mayo de 2019 para mirar de frente la violencia de género y modificar el sistema patriarcal que la sostiene. Votemos por una Europa feminista!

Me gustaría conocer tu opinión sobre este tema: ¿Crees que la UE debería ratificar el Convenio de Estambul cuanto antes como yo? ¡Déjame tu comentario! 📝

✪ New Year’s Resolutions para la UE: 1. Mantener la PAZ

En el post en el que te hablaba de mi lista de New Year’s Resolutions de 2019 para la UE el número 1 se lo dedicada a Mantener la PAZ (no darla por supuesta).

La PAZ es imprescindible para entender el proyecto de integración europea. Tras dos guerras civiles europeas conocidas como la Primera (la Gran Guerra) y la Segunda Guerra Mundial, la ciudadanía europea no se podía permitir otro conflicto bélico. La dinámica de las relaciones entre los países debía cambiar.

Para ello, se tomaron dos grandes medidas: por un lado, la creación del Consejo  de Europa (una organización internacional que permitiese a los Estados cooperar en el desarrollo de temas como los Derechos Humanos, la Democracia o el Estado de Derecho). Por otro lado, comienza la aventura de la UE con una organización internacional conocida como la CECA que sería el primer paso en la cesión de competencias estatales a un órgano supranacional.

“La  Unión  tiene  como  finalidad  promover  la  paz,  sus  valores  y  el  bienestar  de  sus  pueblos”  nos dice el art. 3 del Tratado de la UE.

Por ello, mantener la paz sigue siendo un objetivo que no podemos dar por sentado. Tampoco, la democracia o el respeto al Estado de Derecho. Estamos siendo testigos en diferentes países de la UE del resurgimiento de ideas, posiciones y acciones que van en contra de este deseo de convivencia pacífica de la ciudadanía europea.

Debemos preservar este valor de la paz como absoluto y primordial y prevenir el futuro de repetir un pasado que nos ha dejado muchas vidas en el camino (un pasado dos veces repetido). Nuestros antepasados aprendieron, por fin, la lección. A esta generación le toca mantenerla aprendida y repetir la paz (y no el conflicto).

¿Qué podemos hacer? Reflexionar acerca de los pensamientos y acciones que tenemos frente a los diferentes retos que se nos plantean en la Unión como el respeto a los valores que definen Europa tales como la igualdad, la dignidad, el respecto a las minorías, la solidaridad con aquellas personas que tienen unas condiciones de vida peores a las nuestras, el respeto a las estructuras democráticas que nos hemos dado, etc. Reflexionemos sobre qué pensamos y a quién elegimos para que tomen decisiones en puestos de poder. ¡Actuemos como una ciudadanía europea que se respeta y se comporta conforme a sus valores! En este momento de la Historia, esa es nuestra responsabilidad.

Te invito a leer estos artículos publicados anteriormente sobre la paz en Europa:

 

Y tú, ¿qué opinas sobre esto? ¡Déjame tu comentario! 📝

📝 «El Programa HELP del Consejo de Europa»

El Consejo de Europa (CdE) es una organización internacional que tiene como objetivo principal la defensa y protección de la democracia, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos en el continente europeo.

El Consejo de Europa ha puesto en marcha el Programa Europeo de educación en Derechos Humanos para profesionales del Derecho (HELP en sus siglas en inglés) con el objetivo de educar a profesionales de la judicatura, abogacía y fiscalía sobre las normas de Derechos Humanos en Europa.

Este Proyecto pretende dar a conocer los diferentes convenios que se han promovido desde el Consejo de Europa junto a sus Estados Miembros (como España, que celebra este año su 40 Aniversario de entrada de España en la organización): el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH), la Carta Social Europea (CSE) entre otros convenios del Consejo de Europa. Además, en colaboración con la UE, se incluye la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE (la Carta) y la legislación o jurisprudencia pertinente de la UE.

Así se configura la única red europea de instituciones nacionales de formación profesionales de la judicatura, abogacía y fiscalía de los 47 Estados miembros del Consejo de Europa compuesta por representantes de las Instituciones Nacionales de Formación de Jueces y Fiscales y de las Asociaciones de la Abogacía de los 47 Estados miembros.

De esta manera, se pretende que los/as juristas puedan proteger mejor los Derechos Humanos a nivel nacional y mantenerse al día de las normas y la jurisprudencia en constante evolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

¿Cómo se desarrolla? El programa HELP cuenta con una plataforma online y gratuita desde la que se puede acceder a los diferentes recursos educativos en inglés y en cada vez más casos, en los idiomas nacionales de los países del CdE.

Se desarrollan dos tipos de cursos: por un lado, los “cursos online” sobre diversos temas relacionados con los Derechos Humanos, que están disponibles para todo el mundo que haya creado una cuenta en la plataforma.

Por otro lado, los denominados “cursos tutorizados” se organizan para grupos seleccionados de profesionales del Derecho que participan en cursos piloto moderados por tutores certificados por HELP.
Tal y como se mencionaba con anterioridad, existe una colaboración estrecha entre el Consejo de Europa y la Unión Europea que ha dado lugar al llamado al programa “HELP en los 28” que financia la Unión Europea y el Consejo de Europa implementa en colaboración con las organizaciones de profesionales de la judicatura, fiscalía y abogacía de los 28 Estados miembros de la UE.

Este proyecto específico dentro del Programa HELP se puso en marcha para apoyar a profesionales del Derecho de los 28 Estados miembros de la Unión Europea fomentando, fundamentalmente, el conocimiento del Convenio Europeo de Derechos Humanos, la Carta Social Europea del Consejo de Europa, la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (La Carta) y la jurisprudencia europea.

Actualmente, “HELP en los 28” ha lanzado estos cuatro cursos: “Protección de datos y derechos a la privacidad”, “Lucha contra el racismo, la xenofobia y la homofobia”, “Derechos laborales” y “Derecho a la integridad de la persona (bioética)”.

-> Esta es la web

Ésta es una muy buena manera de conocer los instrumentos jurídicos europeos que nos permiten proteger nuestros Derechos Humanos.

*Arículo publicado en Galicia Ártabra Digital

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝