✪ New Year’s Resolutions para la UE: 6. DISCURSO + ACCIÓN EUROPEÍSTA

Seguimos con mi lista de  New Year’s Resolutions de 2019 para la UE (penúltimo post!):

Este año 2019 es un año muy importante para la Unión, porque se celebran las Elecciones Europeas (las elecciones al Parlamento Europeo).

En cada convocatoria electoral se suele decir que “estas elecciones son decisivas” porque “la UE está en crisis”, parece que siempre está en crisis y que “está solución X” es la “definitiva” para “solucionar todos los problemas” de la Unión Europea. No sé si se capta el tono irónico que todo esto tiene para mí 😉

Las Elecciones Europeas son importantes, todas lo son. El proyecto europeo no está en crisis, como cualquier construcción humana está “en proceso” y por ello requiere de visión y paciencia, mas que de cortoplacismo e histeria.  

Pero, sin duda, estos años además de complejos se presentan como un reto, desde mi punto de vista, para la Unión. Afrontamos el resurgimiento de posturas políticas que la propia Historia europea parecía haber dejado atrás. Parecía que la violencia y la muerte que ha asolado este continente había agotado suficientemente la paciencia de la sociedad europea como para no volver al fanatismo de las ideas escoradas y parapetadas por el odio. Con esto no quiero decir que crea que se produzca una nueva guerra europea, pero hay que poner un cortafuego democrático y pacífico a tantos conatos de pasado.

Vivimos en un momento social vital para reconducir rumbo y reconfirmarnos como un sociedad europea que cree en los valores que dieron la luz a organizaciones internacionales que velan por ellos como el Consejo de Europa y la Unión Europea.

Por ello, le deseo a la ciudadanía europea, como decimos en mi tierra (Galicia), mucha “cabesiña” para que opten por opciones políticas respetuosas con las reglas de juego democrático, los derechos humanos, las instituciones, etc.

Y, añado, no sólo se trata de elegir a personas que hagan un  discurso europeísta sino de exigir que tales palabras se conviertan en acciones políticas coherentes con ellas. No valen las medias tintas, la Unión se merece que no sólo se lean palabras bonitas de “más Europa”, sino que la acción política sea consecuente con ellas!

Estamos llamados/as a votar este 26 de mayo ↓ ↓ ↓

Te dejo algunos posts relacionados con este tema:

 

Y tú, ¿qué opinas sobre esto? ¡Déjame tu comentario! 📝

✩ Prepárate para las próximas Elecciones Europeas (26 de mayo)

Las Elecciones Europeas se celebrarán en mayo de este año!

Aquí te dejo unos enlaces con info super útil para que te prepares para votar:

Y no te olvides de apuntarte en la campaña del Parlamento Europeo «Esta vez voto» !

¡Nos vemos votando!

✰ Campaña del Parlamento Europeo «Esta vez voto» 🙋

Se acercan las ¡¡Elecciones Europeas!!

El año que viene (del 23‑26 de mayo de 2019) renovamos el Parlamento Europeo y con la clara intención de motivar al personal, el Parlamento Europeo ha lanzado una campaña titulada «Esta vez voto«. Realmente, a mí se me pone una sonrisa de oreja a oreja cuando veo este título, porque yo voto siempre (desde que puedo, claro)! 😄

El Parlamento nos dice que: «Esta vez no basta con desear un futuro mejor: esta vez todos debemos asumir la responsabilidad. Por eso, en esta ocasión no solo te pedimos que votes, también necesitamos que nos ayudes a convencer a otras personas para que acudan a las urnas. Si votamos todos, ganamos todos

Así, que para convencernos, como personas EuropeasConvencidas que somos, aquí te dejo el enlace de la campaña para que ¡¡te apuntes!! 😉 y luego la compartas con todo el mundo!

👇

Esta vez voto

¡¡¡ Nos vemos votando !!!

📝 Un Día de Europa para pensar en su futuro

El 9 de mayo es el Día de Europa y este año la UE lo ha celebrado de una manera muy especial: preguntando a la ciudadanía europea qué es lo que quiere para el futuro de Europa.

Se suele hablar mucho de que en la Unión no es lo suficientemente democrática… ¿te imaginas al gobierno de España preguntándonos a la ciudadanía española qué es lo que queremos para el futuro del país? Inimaginable… Por eso, la Unión es otra cosa…

La Comisión Europea, el “gobierno”  de la UE, nos propone reflexionar sobre nuestro futuro en un momento bastante clave: las elecciones europeas son el próximo año. Por tanto, el año que viene estaremos decidiendo qué nuevos representantes tendremos en el Parlamento Europeo.

Este estado de reflexión comenzó con un texto llamado el Libro Blanco sobre el futuro de Europa y el camino a seguir en el que se exponen los posibles cinco escenarios que el Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ve para el futuro de la UE que van desde reducir la UE a su mínima expresión (el mercado común) al federalismo europeo. También, entiende que existen situaciones intermedias como la de ir como hasta ahora,  la conocida como la Europa de las múltiples velocidades o la de reconsiderar aquellas competencias que la UE puede gestionar mejor y devolver las demás a los Estados Miembros.

Como todo lo que pase en la UE, seremos nosotros, el conjunto de los pueblos de la Unión, los que decidamos hacia dónde vamos. Realmente, lo hacemos todo el tiempo, aunque no seamos conscientes… lo hacemos cuando votamos directamente a los/as eurodiputados/as y también, indirectamente, cuando votamos a nivel nacional, porque tenemos que tener en cuenta que los/as Jefes de Estado y de Gobierno sentados en el Consejo Europeo son los que tienen la última palabra en todas las decisiones que se toman al nivel europeo (ejerciendo realmente de gobierno). Por tanto, estamos decidiendo todo el tiempo.

Pararse a reflexionar cómo queremos nuestro futuro no sólo es sano sino imprescindible para guiar nuestras decisiones de voto en las Elecciones al Parlamento Europeo y en las elecciones nacionales y sobre todo, nos sirve de guía para comportarnos como ciudadanía europea, que ya somos, pero no somos conscientes.

Te animo a hacer consulta en el enlace

Más enlaces:

Doce preguntas sobre el futuro de Europa. La Comisión pone en marcha una consulta en línea de los ciudadanos

En línea: Consulta sobre el futuro de Europa

Ficha informativa: Diálogo con los Ciudadanos antes de las elecciones al Parlamento Europeo

Folleto: Diálogos con los ciudadanos sobre el futuro de Europa

Libro Blanco sobre el futuro de Europa

📝 «¿Elección del candidato/a a presidir la Comisión Europea en cuestión?»

Una de las grandes propuestas para crear una Unión Europea más democrática ha sido la vincular el resultado de las elecciones europeas con la designación/elección del Presidente/a de la Comisión Europea asemejando este proceso al de un Estado y alejándolo al típico de una Organización Internacional.
¿Qué quiere decir esto? En nuestro caso, en España, las elecciones generales dan unas mayorías en el Congreso de los Diputados (cámara de representación de la ciudadanía española). Atendiendo a este resultado, sus miembros eligen al Presidente/a del Gobierno de España.

En cambio, en el caso de una Organización Internacional, por ejemplo como la ONU, a la persona que “representa” a la Organización, como Secretario General en este caso, lo eligen los Estados miembros de la ONU. Esto es, entre medias no se convocan unas elecciones de la ciudadanía que forma parte de esos Estados.

¿Qué ocurre en la UE? La elección de la presidencia de la Comisión Europea (que aunque le llamamos el gobierno de la UE en realidad manda menos de lo que debiera) la decide el Consejo Europeo (representación de los/as Jefes de Estado y de Gobierno de la UE) y no el Parlamento Europeo. Y por tanto, este sistema se parece más al de una típica Organización Internacional que al de un Estado.

Pero, en un intento bastante acertado de democratizar la UE, el Tratado de Lisboa (art. 17 TUE) contempla vincular el resultado de las Elecciones Europeas con la elección de la presidencia de la Comisión (es el llamado proceso de Spitzenkandidat), siguiendo a grandes rasgos los sistemas nacionales, tal y como comentábamos antes.

Así, en 2014 Jean-Claude Juncker, cabeza de lista del Partido Popular Europeo (PPE) fue elegido Presidente de la Comisión Europea tras la victoria del PPE en las elecciones europeas. Es decir, el Consejo Europeo se limitó a designar a aquel candidato que contaba con el apoyo de la ciudadanía europea expresado mediante elecciones.

Pero esto no quiere decir que los/as Jefes de Estado y de Gobierno no tengan más que decir en este asunto, más bien al contrario influyen y mucho durante la elección de las “cabezas de lista” de su propio partido político para concurrir en las Elecciones Europeas.

¿Qué pasará en 2019? El Consejo Europeo está poniendo en duda este sistema, aunque la Comisión y el Parlamento quieren, obviamente, que este sistema de elección de la presidencia de la Comisión ya implantado en 2014 vuelva a repetirse tras las Elecciones Europeas de 2019.

Esta “puesta en duda” es una consecuencia de la eterna contradicción que existe en la UE: los/as Jefes de Estado y de Gobierno deben dejar de tener tanto “poder” para que sea la ciudadanía europea la que lo asuma a semejanza de lo que ocurre a nivel nacional.

Si queremos que la Unión Europea sea lo más democrática posible, el proceso de Spitzenkandidat debe respetarse para que sea la ciudadanía europea, a través de su Parlamento, la que tome las decisiones. Así, se construye la democracia europea.

*Arículo publicado en Galicia Ártabra Digital

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝

📺 Mira este vídeo elaborado por el Parlamento Europeo sobre el proceso de “Spitzenkandidaten”

📝 “Juncker o cuando la no apariencia si hace al monje»

Jean-Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea, ha hecho unas declaraciones para lograr una “Unión más eficiente” que pretende que sirvan de base para la reunión informal de los dirigentes de la UE que se celebrará el 23 de febrero de 2018.

Durante su intervención señalaba que “algunos en la sociedad política británica están en contra de la verdad, pretendiendo que soy un federalista obstinado y estúpido, que estoy a favor de un superestado europeo”.

Pero veamos, una persona es ¿quién dice qué tipo de persona es o cómo se comporta? Si hay contradicción, ¿qué prima? Desde mi punto de vista, su comportamiento.

Por tanto, Juncker no se considera una persona “federalista”, pero si propone propuestas federalistas. Se puede creer que son suyas, que se le han ocurrido a él y solo. Pero no, ni una cosa ni la otra.
Juncker propone iniciativas federalistas que no son suyas, sino que vienen desarrollándose por personas que si se creen y ven como federalistas y por tanto, actúan como tal.

Las propuestas que Juncker propone pero que “no sabe que son federalistas” son, entre otras, las siguientes, mencionadas prácticamente todas en su discurso sobre el Estado de la Unión de 2017 y analizadas en este diario bajo el título “Discurso del Estado de la Unión de 2017 de Juncker”:

1. El establecimiento y mejora del proceso de elección de la Presidencia de la Comisión Europea llamado “Spitzenkandidat”, al que volveré posteriormente.

2. La unificación de las presidencias de la Comisión y del Consejo Europeo en una sola Presidencia.

3. La propuesta de un/a Ministro/a de Economía. Y ojo, utilizando la palabra “ministro/a”. Otra gran novedad teniendo en cuenta el debate mantenido durante la redacción de la fallida Constitución europea alrededor del término “Ministro/a de Asuntos Exteriores”, posteriormente llamado “Alto/a Representante para los Asuntos Exteriores y Política de Seguridad” en el Tratado de Lisboa que, por cierto, tiene funciones parecidas las que venían contempladas en la no nata Constitución europea.

4. La creación de una lista trasnacional para las próximas elecciones europeas de 2019 aprovechando los 25 asientos vacíos que dejan los/as eurodiputados/as británicos.

5. La creación de la Unión bancaria.

6. El rol más definido de la UE como actor global.

7. El cambio del uso de la unanimidad a la mayoría cualificada en ciertas áreas para imposibilitar el bloqueo político a través del veto.

8. El reforzamiento de la Eurozona para ir avanzando hacia una Unión más cohesionada.

Por tanto, Juncker se puede ver alto, delgado y rubio, pero no lo es. Las ideas que propone, como si fueran novedosas y plenamente suyas, son propuestas federalistas. Es más, él como Presidente de la Comisión Europea ha sido elegido por una propuesta, llamada “Spitzenkandidat”, que llevaban reclamando las personas que llevan años trabajando por la Europa Federal.

¿Qué quiere decir Spitzenkandidat? La obligación de acuerdo entre Consejo Europeo (Jefes/as de Estado y de Gobierno) y el Parlamento Europeo (representantes de la ciudadanía europea) para la elección de la Presidencia de la Comisión respetando los resultados de la elecciones al Parlamento Europeo y, de esta manera, parecerse más al funcionamiento de una elección a la presidencia de un gobierno nacional (el Congreso de los Diputados elige al Presidente del Gobierno español) y menos al funcionamiento de una organización internacional clásica. Esto es, parecerse más a un Estado-nación y menos a una organización internacional. O sea, que “el temor” de Juncker a que la Unión se parezca a un “super Estado”, podrán ver, que tiene un punto cómico.

En definitiva, para conseguir esta idea de hacer una “Unión más eficiente” no les quedará otra, como ha pasado hasta ahora, de ir tomando decisiones de carácter más integracionista o federalista, les guste o no. Es la única manera de construir lo que querían los/as progenitores de este proyecto político: una Unión política. En definitiva, una Europa Federal.

Fuente:
Comunicado del discurso de Juncker

*Arículo publicado en Galicia Ártabra Digital

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝