📢 Europeas Convencid@s: Laura (ES, EN)

*English version below

Siguiendo nuestra serie de conversaciones con personas Europeas Convencid@s, me gustaría presentarte a mi amiga albanesa Laura. Nos conocimos hace unos años ya (a pesar de nuestra juventud) en el Model of European Union de Madrid organizado por JEF Madrid.

Como verás, Laura pertenece a un país que no es miembro de la UE y eso hace que su punto de vista sobre la construcción europea sea ciertamente interesante. Tampoco podrá votar, pero intenta que su voz a favor de la Unión se oiga bien fuerte! 😉

  • Cuéntanos un poco sobre ti, Laura

Me llamo Laura Bixhi. Me dedico a los asuntos sobre política europea, al objetivo de construir una Europa federal, a los DDHH y los derechos de la mujer e igualdad de género. Estoy estudiando en el máster de Comunicación y Marketing Político en la universidad de UAH, Madrid. Soy muy europeísta y me veo siempre involucrada en asuntos de la UE.

  • ¿Con qué problemas prácticos te encuentras al no ser de un país que no es de la UE?

Cuando vives en un país fuera de la UE y eres joven, ves las grandes dificultades en el camino al no ser ciudadano europeo. Siendo albanesa y viviendo allí hasta los 24 años, te encontrabas con que las posibilidades de entrar en algún país de la UE eran limitadas. Siempre teníamos que pasar la frontera con un visado como turista hasta 2009, cuando yo ya había terminado mis estudios en el instituto. Empecé la universidad y como todos los estudiantes en Albania no podíamos solicitar un Erasmus. Algunos conocían el programa Erasmus, pero la mayoría no sabía cómo funcionaba el proceso de hacer el cambio de universidad de un país a otro, y tampoco había colaboraciones con universidades de la UE para este tipo de intercambios. Luego, el deseo de viajar, ver los países europeos, hacer turismo y saber de otras culturas ha despertado nuestro interés desde 2009 cuando se facilitó la obtención de visados (pocos viajaban antes del 2009, porque el porcentaje de los que obtenían un visado era pequeño). Hoy en día, los jóvenes de Albania, como yo,  quieren vivir, estudiar en los países de la UE, porque en principio queremos formarnos y darnos más oportunidades para nuestras carreras.  Si vuelves a Albania con un diploma de Máster de la UE tienes las puertas abiertas para trabajar en tu propio campo, y si quieres vivir en el país europeo en el que has elegido para estudiar, como yo, es más fácil para renovar la residencia. Hay dificultades, eso es cierto, pero tienes más ventajas durante el proceso. Y como estudiante no europeo te encuentras con que las tarifas de las matrículas universitarias son más altas, que suponen el doble de lo que paga un ciudadano europeo, también el camino para llegar al punto de tener un visado de estudiante no es fácil, porque el proceso del papeleo es largo y con muchos pagos, que no todos los ciudadanos no europeos pueden hacerlo teniendo una baja economía, como la de Albania. Después de todo el sacrificio, teniendo una residencia como estudiante durante tres años tendrás el derecho para trabajar en un país de la UE, como España (es un ejemplo porque las leyes cambian de un país a otro de la UE), pero tampoco es fácil porque depende de si tienes una oferta de trabajo o no, sino en caso contrario tienes que volver a tu país de origen. ¿Podéis ver ahora que dificultades que hay de no ser europeo?  Durante estos años aquí, en España he visto gente que no sabe la importancia de ser europeo. Tengo un mensaje: ¡Tenéis que valorar la Unión Europea!     

  • ¿Cómo ves el proceso de adhesión de Albania a la UE? ¿de los Balcanes?

Desde junio de 2014 Albania es un país candidato de la UE. En el momento que hemos tenido la oportunidad de ser un país candidato pensamos que sería más fácil ser miembro o por lo menos, tanto el gobierno como los ciudadanos decían que dentro de diez años Albania sería un país miembro. Los años han ido pasando y ahora pocos ven a Albania dentro de la UE en 2024 o 2025. No quiero ser escéptica, pero viendo la situación actual en Albania pienso que se necesita trabajar más para llegar a estar dentro de la comunidad europea. No solo se trata de Albania, sino del resto de países de los Balcanes, y la lucha se centra en quién entrará primero o si entrarán más de un país al mismo tiempo, como ha pasado con Bulgaria y Rumania. Es una cuestión de tiempo y de trabajo. El proceso más cercano es la re-apertura de las negociaciones con la UE. ¡Esperamos que se abran en Junio!, citando la misma frase que hace unas semanas dijo Mogherini. En los Balcanes hay mucho que trabajar sobre corrupción, la economía, mejorando el nivel de los estados en el ámbito político, del empleo, de la justicia, de la igualdad de género, de los derechos  humanos. El proceso de adhesión de Albania en la UE no lo veo muy lejos, pero tampoco muy cerca, no solo por parte de Albania, como expliqué anteriormente, también me preocupa la UE. Pienso que no está en el mejor momento con el Brexit para aceptar nuevos miembros. En los siguientes años seguramente que van a tener claro cuál será el país que entre.

  • ¿Cómo vive la gente local el proceso? ¿Crees que hay gente más pro-europea o anti-europea en Albania?

Albania es un país pro-europeo. Hasta ahora no he escuchado o leído una frase contra de la UE. La gente local son pro-europeos, hay algunos neutrales, pero la mayoría lo viven con mucha pasión el proceso. 

  • Has trabajado dentro del PE, ¿Cuáles fueron tus impresiones del trabajo que realiza el PE?

Todo lo que he visto en Bruselas me ha dado una impresión tremenda. Desde cuando entré por primera vez al edificio del Parlamento Europeo, y luego, en el modo de trabajar. Me impresionan como trabajan los grupos políticos, las comisiones, y la colaboración entre los grupos para llegar a un acuerdo sobre las enmiendas para sacar la directiva adelante, también la colaboración entre ellos en los eventos beneficiarios para los ciudadanos europeos. Durante cinco meses me he sentido como en casa, porque es una impresión que te deja este lugar. Lo que me llama la atención es también la forma de comunicación, no me han considerado como una simple becaria, siempre querían mi opinión sobre el tema, siempre me dejaban expresar mi opinión en la comisión de Derechos de las mujeres e Igualdad de género con ALDE Group (el grupo de los liberales) donde yo he hecho las prácticas.  Todo es muy ordenado y bien informado. Se organizan primero dando importancia a los expertos, para una vez comprendido un tema intentan finalizar la inscripción de las enmiendas que cada eurodiputado propone, y luego el proceso de ponerlo en conjunto con la ideología de cada grupo político y al final la votación; es todo un proceso que me ha interesado, y espero un día volver a trabajar de nuevo en el Parlamento porque no solo que me ha afectado, pero también me ha dado la posibilidad para expresar y dar en este campo.

  • Como activista muy presente en diferentes movimientos asociativos, ante esta idea de que “la juventud no hace nada por Europa”, ¿qué te parece?

Déjame decir que es la primera vez que lo escucho. ¿La juventud no hace nada para Europa? No estoy de acuerdo, porque Europa ha avanzado, y son los jóvenes los que le han dado una voz más a Europa, una voz fuerte en las políticas de los jóvenes. Personalmente no puedo imaginar una Europa sin juventud, porque de mi experiencia en estos años, he seguido los jóvenes europeos que hablan con mucha pasión sobre las políticas de Unión Europea,  han insistido en los eventos europeos, han organizado actividades para involucrar más jóvenes, dando la posibilidad de entender cómo funciona la política europea y luego asistir en las ONGs y partidos políticos para que su voz se escuche más allá. Hemos tenido eurodiputados jóvenes, y para estas elecciones tenemos nuevas candidaturas de jóvenes de diferente partidos. Han organizado también debates europeos sobre estas elecciones. Son los jóvenes los que quieren una Europa más unida, más abierta, más colaborativa. Una Europa con representantes jóvenes que dirigen países europeos, con una política más constructiva. En día de hoy los jóvenes son activos en todo el proceso de las políticas europeas, en el campo de educación, de empleo, de los derechos humanos, y sin olvidar el aspecto del intercambio de las culturas, puedo mencionar Erasmus + que no solo facilita el intercambio de estudios sino también de las actividades y seminarios europeos.

  • Como Albania no forma parte de la UE no podrás votar en las Elecciones Europeas del 26 de mayo, ¿cómo sientes la falta de voto para votar al PE?

Llevo meses siguiendo y publicando sobre la campaña electoral #thistimeimvoting #estavezvoto. Estando tan cerca y en el mismo tiempo lejos de votar. Esta vez me gustaría votar por la política de la UE, por la colaboración entre los estados, para los valores de la UE. Esta vez me gustaría votar por la migración, los refugiados, por la protección de los derechos humanos en la UE. Esta vez me gustaría votar por la diversidad, la democracia, por la identidad. Esta vez me gustaría votar por el rol de las mujeres en la zona europea, por los derechos de las mujeres, por la igualdad de género. Esta vez me gustaría votar por los jóvenes, por su educación y empleo, por nuestra cultura y historia, por una Europa unida. Esta vez me gustaría votar para crecer, desarrollar la UE, para que los países como Albania estén dentro de la UE en los próximos años. Esta vez me gustaría votar pero no puedo votar porque desafortunadamente no soy una ciudadana europea. Soy europeísta, estoy a favor de una Europa unida. Tenéis la oportunidad, el derecho para votar el día 26 de Mayo, así que por favor hacerlo para la gente que como yo aún no lo tienen, por darme una oportunidad en el futuro, porque yo elijo Europa.

Laura muchas gracias por tu entusiasmo y trabajo en favor de la UE y por darnos tu opinión tan detallada !

-> Recuerda que puedes ponerte en contacto con Laura a través de su correo: laurabixhi@yahoo.com

Y a ti, ¿qué te ha parecido el punto de vista de Laura? 😉 ¡Esperamos tus comentarios! 📝

¿Quieres leer más entrevistas? 😀

-> Europeas Convencid@s: Jorge (ES, EN)

-> Europeas Convencid@s: Vittoria (ES, EN, IT)

-> Europeas Convencid@s: Pilar (ES, EN)

->Europeas Convencid@s: Valérie de «Walk for Europe» (ES, EN)

->Europeas Convencid@s: «Ya semos europeos»

***

English version

Following our series of conversations with Europeas Convencid@s, I would like to introduce you to my Albanian friend Laura. We met a few years ago (despite our youth) in the Model of European Union in Madrid organized by JEF Madrid.
As you can see, Laura belongs to a country that is not a member of the EU and that makes her point of view on European construction certainly interesting. She will not be able to vote either, but she tries to make her voice in favor of the Union sounds strong! 😉

  • Tell us a little bit about yourself Laura

My name is Laura Bixhi. I am dedicated to European politics, to the issues of having a federal Europe, issues of human rights, women’s rights and gender equality. I am in the master’s degree in Communication and Political Marketing at the University Alcala de Henares, Madrid. I am very pro-European and I am always involved in EU affairs.

  • Which are the problems you find in EU area just because you are not a European citizen?

When you live in a country outside the EU, and you are young, you see the few difficulties you face on the path of not being a European citizen. As Albanian and living there until 24 years old, I had limited possibilities to enter in the EU countries. We always had to pass the border with a tourist visa until 2009, when I had already finished my studies at the high school; I started university and like most of the students in Albania, I didn’t know about Erasmus. Some of the students knew about Erasmus, but most of them did not know how the process of making the exchange of universities from one country to another worked, nor did we have collaborations with EU universities for these types of exchanges. Then, the desire to travel, see European countries, tourism and learn about other cultures has aroused our interest after 2009 (few Albanian citizens traveled before 2009, because the percentage that gave them the visa was small in the number), when the process was easier with the liberalization of visas. To the young people of Albania, like me, today they want to live, study in EU countries, because first of all we want to be formed and to have opportunities in carrier. If you come back to Albania with a Master’s degree from the EU, you have the doors open to work in your own field, and if you want to live in the European country you have chose to study, like me, it is easier to renew the residence. There are difficulties, this is true, but the advantages for the process are easier. And as a non-European student you will find higher tariffs for university studies or for the master’s degree, the fees are double price compare what a European citizen pays, also the way to achieve a student visa is not easy, because the process of Paperwork is long and with many payments, which not all non-European citizens can do it, having a low economy state, as Albania’s economy. After all the sacrifice, having a residence as a student for three years you will have the right to work in an EU country, like Spain (it is an example because the laws change in one country to another in the EU), it is not easy either because it depends if you have a job offer or not, on the contrary you have to return to your origin country. Can you see it now that there are difficulties of not being European? During these years here, in Spain I have seen people who do not know the importance of being European. I have a message:  You have to value the European Union!

  • How do you see Albania’s accession process to the EU from the Balkans?

Since June 2014 Albania is a candidate country of the EU. At the time we’ve had the opportunity to be a candidate country we have always thought that it will be easier to be a member and at least, as much as the government and the citizens said that within ten years Albania will be a member country. The years are passing and now few of them see Albania inside the EU in 2024 or 2025. I do not want to be skeptic, but seeing the current situation in Albania I think that more work is needed to get inside the European community. They are countries in the Balkans that are for the enlargement of the EU and the fight is which is the first in the entrance or if will be more than one at the same time, like what happened with Bulgaria and Romania. It is a matter of time and work. The closest process is the opening EU accession negotiations with the EU. We hope they will happen in June! Quoting the same phrase as Mogherini said few weeks ago. In the Balkans there is much to work on corruption, on the economy, improving the level of states in the political sphere, employment, justice, gender equality, human rights. The accession process of Albania in the EU I do not see it far away, but in the same time not very close, not only on the part of Albania, as I explained before, I am also concerned about the EU. I think that EU is not in the best moment with Brexit, to accept new members. In the following years for sure they will be clear about which country will be welcome for membership.

  • How do local people live the process? Do you think there are more pro-European or anti-European people in Albania?

Albania is a pro-European country. Till now, I haven’t heard or read a phrase against the EU. The local people are pro-European, some of them are neutrals, but most live with a lot of passion the process. Hope that the passion will not fall in the next years! We really would like to have just optimist citizens for this case!

  • You have worked in the European Parliament. Tell us about your impression of the work realized by the European Parliament?

For me, everything I’ve seen in Brussels is a tremendous impression. Since the first moment I entered in the European Parliament building, and then the way of working. I am impressed by how political groups, committees, and collaboration between groups to arrive an agreement on the amendments to take the directive forward, as well as the collaboration between them in the beneficiary events for European citizens. For five months I felt at home, because it is an impression that this place gives to me. What else takes my attention is also the form of communication, they never considered me as a simple intern, they always wanted my opinion on the subject, let me to express myself in the Women’s Rights and Gender Equality Committee with ALDE Group where I have done the practice. Everything is very orderly and well formed. The realization of the tasks they have on giving importance to the experts, so they can understand and finalize the writing of the amendments that each MEP writes, and then the process of changing it with the ideology of each political group and at the end time to vote; It is a process that has interested me, and I hope that one day I will work again in EU Parliament because not only affected me, but also gives me the opportunity to express in this field.

  • You are an activist in different associative movements. What do you think about the idea that people have for «youth does not do anything for Europe»?

Let me say that it’s the first time I’ve heard it. Is it real that youth do nothing for Europe? I do not agree, because Europe has advanced, and are the young people who give to Europe one more voice, a strong voice in the policies of young people. Personally I cannot imagine a Europe without youth, because of my experience in these years, I have followed the young Europeans who speak with great passion about European Union policies, they insist on European events, they organize activities to involve more young people, giving the possibility to understand how European policy works and then assist in NGOs and political parties so that their voice is well heard further. We had young MEPs, and for these elections we have new candidates from different parties. They have also organized European Debates on these elections. They are young people who want a more united, more open, more collaborative Europe, a Europe with young representatives who lead European countries, with more constructive policy. Today young people are active throughout the process of European policies, in the field of education, employment, human rights, to not forget the field of cultures’ exchange, I can mention Erasmus + that is not only exchange of studies but also activities and seminars in European level.

  • As Albania is not part of EU, you will not be able to vote in the European Elections on May 26. How do you feel the lack to vote for the EP?

I have months following and publishing about the election campaign #thistimeimvoting #estavezvoto. Being so close and at the same time away from voting. This time I would like to vote for the EU policy, for the collaboration between the states, for the values ​​of the EU. This time I would like to vote for migration, refugees, for the protection of human rights in the EU. This time I would like to vote for diversity, democracy, for identity. This time I would like to vote for the role of women in the European area, for women’s rights, for gender equality. This time I would like to vote for young people, for their education and employment, for our culture and history, for a united Europe. This time I would like to vote to increase and develop the EU, for the countries like Albania to be inside EU in the next years. This time I would like to vote but I cannot vote because unfortunately I am not a European citizen. I am pro-European; I am for a united Europe. You have the opportunity, the right to vote on May 26, so please do it for people like me who do not have this right yet, for giving me an opportunity in the future, because I choose Europe.   

Laura, thank you very much for your enthusiasm and work in favor of the EU and for giving us your detailed opinion! 

-> Remember that you can contact Laura through her email address: laurabixhi@yahoo.com 

And you, what do you think about Laura’s point of view? Leave us your comments! 📝

 

Do you want to read more interviews? 😀

-> Europeas Convencid@s: Jorge (ES, EN)

-> Europeas Convencid@s: Vittoria (ES, EN, IT)

-> Europeas Convencid@s: Pilar (ES, EN)

->Europeas Convencid@s: Valérie de «Walk for Europe» (ES, EN)

->Europeas Convencid@s: «Ya semos europeos»

📝 2018, los retos continúan para la UE

Artículo de opinión publicado previamente en el diario Galicia Ártabra Digital el 2 de enero de 2018.

«Decir que el año 2018 ha sido un año difícil para la UE es como decir que cualquiera de los anteriores también lo ha sido. Es curiosa esta empresa de la integración europea: si echamos un ojo a la Historia mundial no sé si habrá algún otro proyecto político que haya generado tantos titulares en los que se incluya tantas veces la palabra “crisis”.

Que estamos creando algo (organización internacional) sin precedentes más o menos está claro, que genere tanta incertidumbre es un síntoma de que la UE tiene que hacérselo mirar, pero esto es algo que ya sabemos (hay un montón de artículos que también lo dejan patente).

Artículos y titulares tenemos de sobra, lo que hacen falta son dos cosas: un cambio en la manera de contar las cosas (normalmente etiquetadas con la multi-usada palabra “crisis”) y el rumbo claro.

Normalmente, los bien entendidos señalan que el gran pecado de este proyecto de Unión es la “falta de narrativa” (y se quedan tan panchos). Lo que obvian, no entiendo muy bien el motivo, es el objetivo último de los llamados, con cierto aire paternalista, “padres fundadores”: la unión política (empezando por el federalista europeo de mayor relevancia, Altiero Spinelli, hasta por Jean Monnet, creador del método comunitario). Ojo, diferían en el camino, pero el destino lo tenían clarísimo. Por tanto, la narrativa está clara: la unión política. No queda otro remedio: la Europa federal es innegociable para que este proyecto tenga éxito.

Entonces, ¿cómo se puede construir algo (lo que sea) desde un punto de vista tan negativo? Hablamos de crisis, pero no de retos. Por otro lado, la crítica descarnada no propone otra mirada alternativa. Creo que ésta es la “crisis”- reto al que se enfrenta este proyecto. No son los “eurófobos” los que me preocupan, sino los que creen en una Europa más leal a los valores con los que se autodefine pero que no “entiende” en qué consiste esto de la UE. Éste es el reto. Y para ello, reitero, hay que cambiar la manera en la que la tratamos y tener bien enfocado el fin último de la UE: una unión política a nivel supranacional que nos permita convertirnos en una espacio plenamente democrático (el primero en el mundo, de ahí la mención de “sin precedentes” que señalaba anteriormente). 

Así pues, juzgar a la UE es muy complejo: es un proyecto vivo (mucho más que las democracias nacionales, porque éstas ya gozan de una estructura precisa aunque requiera de mejoras) y la UE aún está a medio construir.

Algunos de los hitos de este año son bien conocidos: Brexit, situación judicial en Polonia, reformas políticas y judiciales en Rumanía. ¿Y si viéramos estos “problemas” como oportunidades? Por ejemplo, el Brexit visto como algo tremendamente horrible para la UE ha traído claridad y unidad para la Unión (para el Reino Unido, que es quién lo plantea, solo caos). Las situaciones poco democráticas vividas en diferentes países nos permiten reafirmarnos en nuestros valores siendo la Comisión y el Parlamento los que han asumido su responsabilidad. En este sentido, me parece infantil el argumento, con cierto aire egoico, que se refiere a “qué drama que ahora surjan estas faltas de democracia en estos países”, cómo si en las “mejores” familias no surgieran desajustes (cómo si la UE tuviera que ser perfecta para poder ser creíble cuando esto no se le exige ni al gobierno nacional, autonómico ni local…). Hay otros, que no terminan de solucionarse como la llamada “crisis de los refugiados”, porque requieren de coraje para continuar la integración-federación. Y, hay temas que debemos afrontar a nivel europeo (como la inteligencia artificial, la unión de la energía, la cooperación en defensa, el mercado único digital, los derechos del consumidor, etc.) en los que las Instituciones Europeas ya están legislando.

En definitiva, un deseo para este año nuevo es encarar el presente y el futuro de la Unión hablándonos de manera más constructiva (crítica, pero aportando algo diferente a palabras que describan el apocalipsis) y teniendo siempre presente  el destino que aún tenemos que conquistar».

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝

📝 Un Brexit inesperado

*Artículo previamente publicado en el periódico Galicia Ártabra Digital (con fecha de 25/11/2018).

Hace dos años, el Brexit parecía una amenaza fantasma: amagaba con producirse, pero se mostraba inimaginable. La típica batalla política irreal y sobre-exagerada que sólo serviría para entretener a políticos y a medios de comunicación, pero que no se concretaría en un cambio de vida para los británicos. En 2016 no se visualizaba este desenlace. Yo tampoco.

Pensaba, como mucha gente, que se produciría una mayoría ajustada, pero en sentido contrario. Es decir, el Reino Unido se quedaba, aunque a regañadientes. Como venía siendo habitual. Pero, parece que vivimos en tiempos de posturas claras y cerradas.

El llamado Brexit nos deja algunas reflexiones:

Primero, un resultado inesperado. A veces, los que nos pensamos que contamos con la razón de la obviedad de los valores como la paz, la convivencia democrática, los Derechos Humanos, etc nos relajamos y no damos la batalla democrática … y perdemos. Las victorias del pensamiento más cerrado han ganado en las últimas convocatorias electorales (Trump, Brexit, populismo en Italia y Brasil…) delante de nuestras narices, estupefactas ante semejantes hechos que no creíamos posibles.

Habrá más convocatorias electorales y más batallas democráticas que librar y comencemos a prepararnos para participar en democracia activamente y no esperar, porque el resultado nos parece obvio, a que otros participen por nosotros (como parece que está pasando con la unión de las mujeres progresistas en Estados Unidos convirtiéndose en la chispa de la resistencia). Volviendo al Brexit, ¿cuánta gente no votó?, ¿pudiendo hacerlo (con derecho)?. ¿Cuánta gente no lo hizo porque el resultado les pareció “obvio”? Las consecuencias del resultado de una votación en la que no participaron también se les aplica …

Un resultado inesperado de un referéndum consultivo en el que la actual Primera Ministra votó el quedarse y ahora está firmando el irse. Las consecuencias de cómo se hace política deberían hacernos reflexionar también. ¿Dónde está el límite entre la coherencia política y la ambición por salir en la foto (aunque sea en una foto contraria a tu posición política) o dicho de otra manera, ¿para qué tienen puestos de responsabilidad algunas personas?, ¿para defender una posición política o para salir en “la foto”?

Inesperado resultado del referéndum, inesperadas consecuencias en el gobierno británico, inesperada actuación gubernamental británica por caótica e infantil. Menos mal que se trata de un país como el “Reino Unido”, que si llega a ser otro… Si Churchill levantara la cabeza, qué habría dicho…

Por otro lado, inesperada unión en la Unión Europea. Acostumbrados como nos tiene, el Consejo Europeo (Jefe/as de Estado y de Gobierno), a mantener diferentes posturas incapaces de llegar a una posición común, sorprende que en este caso nos represente  de manera unida. 27 países tomando decisiones al unísono (con solidaridad y negociaciones, como dicta la lógica) mientras que el Reino Unido, un país, incapaz de hacerlo. Gracias al Reino Unido, la Unión es más unión. Inesperado también.

La parte más triste de esta situación política son las inesperadas consecuencias, sobre todo, para la juventud británica. Su vida, en todos los sentidos, ya será muy distinta a como lo es para los que somos nacionales de la UE. Su vida cambiará de maneras que todavía no somos capaces de prever. Estamos construyendo un nuevo paradigma mundial: una democracia supranacional de la que uno de los países precursores de la democracia ha decidido irse. Una falta de visión, inesperada.

En definitiva, con la firma del acuerdo de salida del Reino Unido de la UE cambia el tablero de juego político, pero lo hace de una manera inesperada: el Reino Unido más desunido y la Unión Europea, más unida. Ahora las preguntas que se nos plantean a la ciudadanía europea de los 27 estados miembros de la UE son las siguientes ¿hasta dónde llegan nuestras fronteras exteriores?, ¿cómo visualizamos la Unión del futuro? Las respuestas las construiremos entre todos/as.

✩ Consulta sobre el Futuro de Europa

¡La Unión Europea quiere saber tu opinión sobre su futuro!

Para ello, te propone que contestes a esta consulta. En ella podrás expresar (en castellano) tus inquietudes, esperanzas y expectativas sobre el futuro de la Unión. Ésta se construye contigo, conmigo y entre todos/as. Así que, ¡tu opinión cuenta!

Yo ya la he contestado. Y tú, ¿te animas? 😉 

📝 «COPLA»

A través del World Federalist Movement conocí una iniciativa llamada COPLA. Se trata de una loable propuesta para la creación de una Corte Penal Latinoamericana y del Caribe contra el Crimen Transnacional Organizado.

Su objetivo, como mencionan sus promotores, es el de unir fuerzas para enfrentar un problema común para América Latina: el crimen organizado.

De esta manera, siguiendo el ejemplo de la Corte Penal Internacional a través de la cual se hace visible la cooperación internacional para luchar contra la violación de derechos a nivel internacional, se pretende que un Tribunal regional sea el que se encargue de juzgar delitos que se cometen a lo largo de la región latinoamericana. Así, funcionaría como una agencia de promoción de políticas públicas de seguridad a escala regional.

Configuran una Corte Penal Latinoamericana y del Caribe contra el Crimen Transnacional Organizado basada en la Convención de Palermo de la ONU contra el crimen transnacional organizado y sus protocolos anexos que actuaría contra las mafias regionales con elementos adecuados a la realidad actual.

En último término, ¿no podría esta iniciativa jugar como el elemento definitivo para la integración de América Latina? Se trata de un problema común que debería ser afrontado también de manera común. De esta manera, la cooperación daría paso a la integración. Como lo fue para Europa: la creación del Consejo de Europa (y su Tribunal Europeo de Derechos Humanos) no hizo sino facilitar la creación de la actual Unión Europea (con su Tribunal de Justicia de la UE) a través de la CECA.

A la población europea le unió enfrentarse a la dañina ambición de dominación a través de la cooperación que se tradujo en nuestro actual proyecto de integración europea que nos permite dejar de vernos como enemigos/as para vernos como parte de una misma comunidad, la europea. Ese era el objetivo: no más guerras civiles, llamadas mundiales (sobre todo, entre Alemania y Francia). En definitiva, la Paz. Logrado.
¡Ojalá la COPLA pueda convertirse en la CECA del continente latinoamericano!

Te animo a apoyar esta iniciativa a través de su web: http://www.coalicioncopla.org/adhesion/

*Arículo publicado en Galicia Ártabra Digital

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝

📝 “Juncker o cuando la no apariencia si hace al monje»

Jean-Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea, ha hecho unas declaraciones para lograr una “Unión más eficiente” que pretende que sirvan de base para la reunión informal de los dirigentes de la UE que se celebrará el 23 de febrero de 2018.

Durante su intervención señalaba que “algunos en la sociedad política británica están en contra de la verdad, pretendiendo que soy un federalista obstinado y estúpido, que estoy a favor de un superestado europeo”.

Pero veamos, una persona es ¿quién dice qué tipo de persona es o cómo se comporta? Si hay contradicción, ¿qué prima? Desde mi punto de vista, su comportamiento.

Por tanto, Juncker no se considera una persona “federalista”, pero si propone propuestas federalistas. Se puede creer que son suyas, que se le han ocurrido a él y solo. Pero no, ni una cosa ni la otra.
Juncker propone iniciativas federalistas que no son suyas, sino que vienen desarrollándose por personas que si se creen y ven como federalistas y por tanto, actúan como tal.

Las propuestas que Juncker propone pero que “no sabe que son federalistas” son, entre otras, las siguientes, mencionadas prácticamente todas en su discurso sobre el Estado de la Unión de 2017 y analizadas en este diario bajo el título “Discurso del Estado de la Unión de 2017 de Juncker”:

1. El establecimiento y mejora del proceso de elección de la Presidencia de la Comisión Europea llamado “Spitzenkandidat”, al que volveré posteriormente.

2. La unificación de las presidencias de la Comisión y del Consejo Europeo en una sola Presidencia.

3. La propuesta de un/a Ministro/a de Economía. Y ojo, utilizando la palabra “ministro/a”. Otra gran novedad teniendo en cuenta el debate mantenido durante la redacción de la fallida Constitución europea alrededor del término “Ministro/a de Asuntos Exteriores”, posteriormente llamado “Alto/a Representante para los Asuntos Exteriores y Política de Seguridad” en el Tratado de Lisboa que, por cierto, tiene funciones parecidas las que venían contempladas en la no nata Constitución europea.

4. La creación de una lista trasnacional para las próximas elecciones europeas de 2019 aprovechando los 25 asientos vacíos que dejan los/as eurodiputados/as británicos.

5. La creación de la Unión bancaria.

6. El rol más definido de la UE como actor global.

7. El cambio del uso de la unanimidad a la mayoría cualificada en ciertas áreas para imposibilitar el bloqueo político a través del veto.

8. El reforzamiento de la Eurozona para ir avanzando hacia una Unión más cohesionada.

Por tanto, Juncker se puede ver alto, delgado y rubio, pero no lo es. Las ideas que propone, como si fueran novedosas y plenamente suyas, son propuestas federalistas. Es más, él como Presidente de la Comisión Europea ha sido elegido por una propuesta, llamada “Spitzenkandidat”, que llevaban reclamando las personas que llevan años trabajando por la Europa Federal.

¿Qué quiere decir Spitzenkandidat? La obligación de acuerdo entre Consejo Europeo (Jefes/as de Estado y de Gobierno) y el Parlamento Europeo (representantes de la ciudadanía europea) para la elección de la Presidencia de la Comisión respetando los resultados de la elecciones al Parlamento Europeo y, de esta manera, parecerse más al funcionamiento de una elección a la presidencia de un gobierno nacional (el Congreso de los Diputados elige al Presidente del Gobierno español) y menos al funcionamiento de una organización internacional clásica. Esto es, parecerse más a un Estado-nación y menos a una organización internacional. O sea, que “el temor” de Juncker a que la Unión se parezca a un “super Estado”, podrán ver, que tiene un punto cómico.

En definitiva, para conseguir esta idea de hacer una “Unión más eficiente” no les quedará otra, como ha pasado hasta ahora, de ir tomando decisiones de carácter más integracionista o federalista, les guste o no. Es la única manera de construir lo que querían los/as progenitores de este proyecto político: una Unión política. En definitiva, una Europa Federal.

Fuente:
Comunicado del discurso de Juncker

*Arículo publicado en Galicia Ártabra Digital

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝

 

📝 «¿Rectificando?… la Unión Europea necesita ser Social»

Comparto mi nuevo artículo de opinión llamado «¿Rectificando?… la Unión Europea necesita ser Social« publicado en Galicia Ártabra Digital

Tras el período del mantra “austeridad” emprendido por la Institución Europea con más poder político de la Unión Europea, el Consejo Europeo (conjunto de Jefes/as de Estado y de Gobierno de los 28), en el que el éxito ha brillado por su ausencia (como cabía esperar) parece que se ha producido un cambio de mentalidad. La Comisión Europea ha propuesto el llamado “Pilar Social”.

Se propone mejorar las condiciones de trabajo, reducir las desigualdades y mejorar la protección social en toda la Unión. Es una historia muy larga. En 2014, tener una gran iniciativa social fue una de las condiciones solicitadas por el grupo socialdemócrata para apoyar al candidato conservador Juncker como Presidente de la Comisión. Juncker propuso el “Pilar Social” y a finales del año pasado se proclamó junto con el Presidente del Parlamento Europeo y ante la presencia de los/as Jefes/as de Estado y de Gobierno de la UE.

Durante este acto, el Presidente de la Comisión señaló que: “(…) La proclamación del Pilar en la Cumbre Social de Gotemburgo llega en un momento clave para enraizar una fuerte dimensión social en el futuro de la Unión Europea”. El momento fue elegido con toda intención, haciendo de la dimensión social de Europa el primer hito en nuestro camino hacia Sibiu.

En una época de profundos cambios -tanto en la vida como en la política- lo más natural es volver a lo que te define y a lo que te mantiene en pie. Por tanto, celebro que hayamos podido ponernos de acuerdo todos sobre el Pilar europeo de derechos sociales en menos de seis meses desde que fuera propuesto por la Comisión Europea. Este compromiso compartido es una demostración clara de la unidad europea.

El Pilar europeo de derechos sociales, y la dimensión social de Europa en su conjunto, solo serán lo fuertes que les dejemos serlo. Es una responsabilidad conjunta, que empieza a nivel nacional, regional y local, con un papel fundamental de los interlocutores sociales y de la sociedad civil. Por lo tanto, al tiempo que respetamos y aceptamos plenamente los diferentes enfoques que existen en Europa, ahora todos tenemos que convertir los compromisos en acciones. Los europeos no se merecen menos.”

El objetivo de esta propuesta de 20 principios sociales es servir de brújula para seguir avanzando en la Europa Social. Es importante tener muy en cuenta que la política social y de empleo es responsabilidad de los Estados miembros de la UE y que la UE sólo puede actuar para apoyar y complementar aquella competencia (art 153 TFUE) bajo el principio de la subsidiariedad. De esta manera, la UE ha puesto en marcha algunos proyectos europeos en el ámbito de lo social como por ejemplo, la Garantía Juvenil.
Por tanto, la mencionada proclamación ha sido un paso importante en la escenificación de este renovado compromiso con la Europa social, pero de nada sirve si se queda solamente en esa fotografía. Es necesaria la decidida acción política para implementar esta batería de principios para convertirlos en derechos reales para la ciudadanía europea.

Tras el apoyo explícito, claro y constante de la Comisión y el Parlamento Europeo, es el Consejo Europeo, formado en su mayoría por Jefes/as de Estado y de Gobierno conservadores los que tienen la última palabra para la toma de las medidas necesarias para que estos deseos se conviertan en realidad. Esta Institución Europea, la responsable de la austeridad, es ahora la que debe “rectificar”, primero, para ensanchar al máximo posible el principio de subsidiariedad para que la UE pueda actuar en el ámbito social en la actualidad y en segundo lugar, debe iniciar un proceso de reforma de los Tratados europeos para, entre otras cuestiones, convertir la política social en un asunto de competencia plenamente europea.