📝 2018, los retos continúan para la UE

Artículo de opinión publicado previamente en el diario Galicia Ártabra Digital el 2 de enero de 2018.

«Decir que el año 2018 ha sido un año difícil para la UE es como decir que cualquiera de los anteriores también lo ha sido. Es curiosa esta empresa de la integración europea: si echamos un ojo a la Historia mundial no sé si habrá algún otro proyecto político que haya generado tantos titulares en los que se incluya tantas veces la palabra “crisis”.

Que estamos creando algo (organización internacional) sin precedentes más o menos está claro, que genere tanta incertidumbre es un síntoma de que la UE tiene que hacérselo mirar, pero esto es algo que ya sabemos (hay un montón de artículos que también lo dejan patente).

Artículos y titulares tenemos de sobra, lo que hacen falta son dos cosas: un cambio en la manera de contar las cosas (normalmente etiquetadas con la multi-usada palabra “crisis”) y el rumbo claro.

Normalmente, los bien entendidos señalan que el gran pecado de este proyecto de Unión es la “falta de narrativa” (y se quedan tan panchos). Lo que obvian, no entiendo muy bien el motivo, es el objetivo último de los llamados, con cierto aire paternalista, “padres fundadores”: la unión política (empezando por el federalista europeo de mayor relevancia, Altiero Spinelli, hasta por Jean Monnet, creador del método comunitario). Ojo, diferían en el camino, pero el destino lo tenían clarísimo. Por tanto, la narrativa está clara: la unión política. No queda otro remedio: la Europa federal es innegociable para que este proyecto tenga éxito.

Entonces, ¿cómo se puede construir algo (lo que sea) desde un punto de vista tan negativo? Hablamos de crisis, pero no de retos. Por otro lado, la crítica descarnada no propone otra mirada alternativa. Creo que ésta es la “crisis”- reto al que se enfrenta este proyecto. No son los “eurófobos” los que me preocupan, sino los que creen en una Europa más leal a los valores con los que se autodefine pero que no “entiende” en qué consiste esto de la UE. Éste es el reto. Y para ello, reitero, hay que cambiar la manera en la que la tratamos y tener bien enfocado el fin último de la UE: una unión política a nivel supranacional que nos permita convertirnos en una espacio plenamente democrático (el primero en el mundo, de ahí la mención de “sin precedentes” que señalaba anteriormente). 

Así pues, juzgar a la UE es muy complejo: es un proyecto vivo (mucho más que las democracias nacionales, porque éstas ya gozan de una estructura precisa aunque requiera de mejoras) y la UE aún está a medio construir.

Algunos de los hitos de este año son bien conocidos: Brexit, situación judicial en Polonia, reformas políticas y judiciales en Rumanía. ¿Y si viéramos estos “problemas” como oportunidades? Por ejemplo, el Brexit visto como algo tremendamente horrible para la UE ha traído claridad y unidad para la Unión (para el Reino Unido, que es quién lo plantea, solo caos). Las situaciones poco democráticas vividas en diferentes países nos permiten reafirmarnos en nuestros valores siendo la Comisión y el Parlamento los que han asumido su responsabilidad. En este sentido, me parece infantil el argumento, con cierto aire egoico, que se refiere a “qué drama que ahora surjan estas faltas de democracia en estos países”, cómo si en las “mejores” familias no surgieran desajustes (cómo si la UE tuviera que ser perfecta para poder ser creíble cuando esto no se le exige ni al gobierno nacional, autonómico ni local…). Hay otros, que no terminan de solucionarse como la llamada “crisis de los refugiados”, porque requieren de coraje para continuar la integración-federación. Y, hay temas que debemos afrontar a nivel europeo (como la inteligencia artificial, la unión de la energía, la cooperación en defensa, el mercado único digital, los derechos del consumidor, etc.) en los que las Instituciones Europeas ya están legislando.

En definitiva, un deseo para este año nuevo es encarar el presente y el futuro de la Unión hablándonos de manera más constructiva (crítica, pero aportando algo diferente a palabras que describan el apocalipsis) y teniendo siempre presente  el destino que aún tenemos que conquistar».

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝

✰ ¿Qué hace Europa por mí? ¡Buena pregunta! 😍

¿Qué hace Europa por mí? Esta pregunta nos la lanza el Parlamento Europeo para saber si somos capaces de auto-contestarnos! 😜 

Para ello, nos facilita las respuestas a través de esta web en la que nos explica con detalle que hace la propia UE en áreas como: mi región, mi salud, mi día a día, entre otras mucha preguntas con respuesta. Ah, y te contesta en castellano! 😉

Haz clic AQUÍ y descúbrelo! 😀

🔨 Proudhon sobre el federalismo …

A principios del siglo XX,  Proudhon señaló que:

“… el siglo XX abrirá la era de los federalismos o la humanidad reiniciará un purgatorio de mil años»

¿A tí que te parece esta frase? ¡Déjame tu comentario y lo debatimos! 📝

 

*Proudhon P-J, 1921, p. 155 citado en Rojo Salgado, A. (2000). Globalización, integración mundial y federalismo. Revista de Estudios Políticos, (109), 29-72., p. 32

📝 Un Día de Europa para pensar en su futuro

El 9 de mayo es el Día de Europa y este año la UE lo ha celebrado de una manera muy especial: preguntando a la ciudadanía europea qué es lo que quiere para el futuro de Europa.

Se suele hablar mucho de que en la Unión no es lo suficientemente democrática… ¿te imaginas al gobierno de España preguntándonos a la ciudadanía española qué es lo que queremos para el futuro del país? Inimaginable… Por eso, la Unión es otra cosa…

La Comisión Europea, el “gobierno”  de la UE, nos propone reflexionar sobre nuestro futuro en un momento bastante clave: las elecciones europeas son el próximo año. Por tanto, el año que viene estaremos decidiendo qué nuevos representantes tendremos en el Parlamento Europeo.

Este estado de reflexión comenzó con un texto llamado el Libro Blanco sobre el futuro de Europa y el camino a seguir en el que se exponen los posibles cinco escenarios que el Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ve para el futuro de la UE que van desde reducir la UE a su mínima expresión (el mercado común) al federalismo europeo. También, entiende que existen situaciones intermedias como la de ir como hasta ahora,  la conocida como la Europa de las múltiples velocidades o la de reconsiderar aquellas competencias que la UE puede gestionar mejor y devolver las demás a los Estados Miembros.

Como todo lo que pase en la UE, seremos nosotros, el conjunto de los pueblos de la Unión, los que decidamos hacia dónde vamos. Realmente, lo hacemos todo el tiempo, aunque no seamos conscientes… lo hacemos cuando votamos directamente a los/as eurodiputados/as y también, indirectamente, cuando votamos a nivel nacional, porque tenemos que tener en cuenta que los/as Jefes de Estado y de Gobierno sentados en el Consejo Europeo son los que tienen la última palabra en todas las decisiones que se toman al nivel europeo (ejerciendo realmente de gobierno). Por tanto, estamos decidiendo todo el tiempo.

Pararse a reflexionar cómo queremos nuestro futuro no sólo es sano sino imprescindible para guiar nuestras decisiones de voto en las Elecciones al Parlamento Europeo y en las elecciones nacionales y sobre todo, nos sirve de guía para comportarnos como ciudadanía europea, que ya somos, pero no somos conscientes.

Te animo a hacer consulta en el enlace

Más enlaces:

Doce preguntas sobre el futuro de Europa. La Comisión pone en marcha una consulta en línea de los ciudadanos

En línea: Consulta sobre el futuro de Europa

Ficha informativa: Diálogo con los Ciudadanos antes de las elecciones al Parlamento Europeo

Folleto: Diálogos con los ciudadanos sobre el futuro de Europa

Libro Blanco sobre el futuro de Europa

☆ Tratados de la Unión Europea

De manera breve, en este post veremos, el listado de tratados que han dado lugar a la UE desde el más antiguo (1952) al último (2009) con una escueta referencia a los objetivos de cada uno. 😀

  • Tratado constitutivo de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero o Tratado de París (firmado en 1951 y en vigor en 1952)

[Objetivo: la Comunidad Europea del Carbón y del Acero]

  • Tratados de Roma (firmado en 1957 y en vigor en 1958)

-Tratado constitutivo de la Comunidad Económica Europea

-Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica

  • Tratado de Fusión , Tratado por el que se constituye un Consejo único y una Comisión única de las Comunidades Europeas o Tratado de Bruselas (firmado en 1965 y en vigor en 1967)

[Objetivo: los Estados miembros de las 3 Comunidades Europeas existentes en ese entonces (la CECA, la CEE y la EURATOM), crean una sola Comisión Europea y un solo Consejo para las tres Comunidades]

  • Acta Única Europea (firmado en 1986 y en vigor en 1987)

[Objetivo: el Mercado Interior]

  • Tratado de la Unión Europea o Tratado de Maastricht (firmado en 1992 y en vigor en 1993)

[Objetivo: añade dos pilares político-jurídicos: la política exterior y de seguridad común (o segundo pilar, PESC) y los asuntos de justicia e interior (JAI) o tercer pilar]

  • Tratado de Ámsterdam (firmado en 1997 y en vigor en 1999)

[Objetivo: la creación de un espacio de libertad, seguridad y justicia común (empleo, libre circulación de ciudadanos, justicia, política exterior y de seguridad común); la reforma institucional para afrontar el ingreso de nuevos miembros; EUROPOL;  Míster PESC y el Acuerdo Schengen].

  • Tratado de Niza (firmado en 2001 y en vigor en 2003)

[Objetivo: la reforma de la estructura institucional para afrontar la ampliación de la Unión Europea]

*Tratado por el que se establece una Constitución para Europa (firmado en 2004 pero no entró en vigor)

  • Tratado de Lisboa (firmado en 2007 y en vigor el 1 de diciembre de 2009).

[Objetivos: la mejora del funcionamiento de la Unión Europea (UE); mayoría cualificada en el Consejo de la Unión Europea; mayor peso para el Parlamento Europeo en el procedimiento de codecisión; la eliminación de los tres pilares de la Unión Europea; la creación de las figuras de Presidente del Consejo Europeo y Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad; la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea jurídicamente vinculante].

 

Pero ¡ojo!, los Tratados que están vigentes son los siguientes:

*Tratado de Lisboa (2007) – DO C 306 (2007)  modifica dos tratados: el Tratado  de  la   Unión  Europea  (TUE)  y  el  Tratado  de  Funcionamiento  de  la  Unión  Europea  (TFUE)

Fuente: http://eur-lex.europa.eu/collection/eu-law/treaties/treaties-overview.html

¿Qué te parece? ¿Fácil o díficil de entender? Tienes que tener en cuenta que la construcción de la integración europea, es decir la creación de una democracia trasnacional, es un proceso complejo y lento. 😉

a