★ Sé una voz para Europa

Manifiesto de Europea Convencida para las Elecciones Europeas 2019

Hoy, 26 de mayo de 2019, se celebran las elecciones al Parlamento Europeo.

¿Por qué son importantes estas elecciones? Hay muchos motivos, pero para mí los siguientes son los más importantes:

  • Es un momento de renovación de las estructuras de las Instituciones: se elige una nueva composición del Parlamento Europeo que tendrá consecuencias en la formación de la nueva Comisión Europea (gobierno de la UE). No es baladí.

Es como hacer una limpieza general en tu casa: cambias cosas de sitio, tiras algunas cosas que ya no te son útiles y pones cosas nuevas para una nueva etapa.

  • Una alta participación de la ciudadanía europea también manda un mensaje de empoderamiento que el Consejo Europeo (Jefes/as de Estado y de Gobierno) no podrá obviar. No les quedará más remedio que entender que la construcción europea no la deciden ellos/as en reuniones en las que sólo están ellos. Entenderán el mensaje de que la Unión debe ser más democrática, porque la ciudadanía europea no está dispuesta a mirar pasivamente lo que acontece sino que forma parte de la toma de decisiones.
  • Es un momento crucial para parar a aquellos partidos políticos que tienen entre sus ideales los principios opuestos a los europeos (ejemplos como el odio al migrante ataca frontalmente el valor de la solidaridad europea).
  • También es un momento vital para decirles a los partidos pro-europeos que se pongan las pilas, no basta con decir frases de “más Europa” hace falta pasar a la acción. El caminar se demuestra andando y es hora de que se tomen todas aquellas medidas que promueven una mayor integración económica y social en la Unión.
  • Es hora de actuar como el pueblo europeo que ya somos para decidir qué tipo de organización supranacional queremos. Estamos construyendo la primera democracia supranacional. No hay precedente en la Historia de la humanidad. Europa está dando un salto de consciencia gigante hacia otra manera de estar en el mundo como sociedad. Es un momento de transición en el que la ciudadanía europea tiene la responsabilidad de estar, porque puede hacer que su voz se oiga con su voto. Es el momento. No habrá otro de este tipo hasta dentro de 5 años.

 

¿Te has planteado por qué votas hoy?

Como Europea Convencida, esta vez voto en las Elecciones Europeas para lograr estos objetivos para la Unión.

  1. Mantener la PAZ (no darla por supuesta)

“La  Unión  tiene  como  finalidad  promover  la  paz,  sus  valores  y  el  bienestar  de  sus  pueblos”  nos dice el art. 3 del Tratado de la UE.

Por ello, mantener la paz sigue siendo un objetivo que no podemos dar por sentado. Tampoco, la democracia o el respeto al Estado de Derecho. Estamos siendo testigos en diferentes países de la UE del resurgimiento de ideas, posiciones y acciones que van en contra de este deseo de convivencia pacífica de la ciudadanía europea.

Debemos preservar este valor de la paz como absoluto y primordial y prevenir el futuro de repetir un pasado que nos ha dejado muchas vidas en el camino (un pasado dos veces repetido). Nuestros antepasados aprendieron, por fin, la lección. A esta generación le toca mantenerla aprendida y repetir la paz (y no el conflicto).

2. Que la SOLIDARIDAD marque las decisiones de la ciudadanía europea y de las personas que están en puestos de responsabilidad

Respetar el valor de la solidaridad junto con el resto de valores que llamamos “europeos” es vital para seguir reconociéndonos ante el espejo como “Europa”.

El Artículo 2 del Tratado de la UE nos habla de la solidaridad como un valor de la Unión: “La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia,  igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres»

3. CORAJE para afrontar el reto de construir una estructura institucional que permita a Europa estar más unida para consolidar la Europa federal

El coraje es una característica muy europea. Hizo mucha falta para afrontar la vergüenza y desasosiego de verse envueltos en dos guerras mundiales (que comenzaron como guerras civiles europeas) y también hicieron falta grandes dosis de coraje para comenzar este proyecto de integración, con la CECA.

Ahora la ciudadanía europea (que decide con su voto) y las personas que serán elegidas representantes de las anteriores necesitarán de mucho coraje para tomar las decisiones que nos lleven sin más dilación hacia la unión política que significará la creación de la Europa federal.

4. Ambición con determinación para construir la Europa SOCIAL

La Unión Europea no es la “Europa de los mercaderes”, sino un proyecto político supranacional que tiene una vertiente económica, pero que también debe desarrollar al máximo su área social denominada Pilar Social.

5. Construir la Europa FEMINISTA

La igualdad entre mujeres y hombres debe ser real. Todavía no lo es. Hay mucho que trabajar para lograrla en diferentes aspectos de la vida: profesional (igualdad de salarios, participación y representación política equilibrada, empoderamiento, etc) y personal (compromiso de ambos sexos en las tareas de la casa, crianza de hijos/as, cuidado de mayores, etc).

Sobre todo, es vital seguir trabajando en el respeto a la mujer: respeto físico, el respeto de tenerla en cuenta en la toma de decisiones en todos los ámbitos, respeto sexual, etc. Para ello, ambos sexos necesitamos hacer un cambio de mentalidad muy grande basado en el respeto.  Y son las instituciones las que deben liderar ese respecto. Un ejemplo claro es la ratificación de la UE del Convenio de Estambul del Consejo de Europa (prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres). Este Convenio exige que los estados exijan el respeto a las mujeres y las protejan.

6. VOLUNTAD POLÍTICA en los/as líderes nacionales para «dejar de salir en la foto» para que la foto solo sea europea

La percepción del poder en la toma de decisiones a nivel europeo debe estar en las personas que lideran las Instituciones Europeas y no en los/as líderes nacionales que creen que en reuniones bilaterales solucionan los retos de la Unión y con ello deciden su futuro, porque no es verdad y mientras se hacen esas fotos confunden a la sociedad europea (y se confunden así mismos/as de un poder que no tienen).

7. Interés de la ciudadanía europea para exigir un DISCURSO + ACCIÓN EUROPEÍSTA a las personas que ostentan el liderazgo en los diferentes niveles. No valen las medias tintas, la Unión se merece que no sólo se lean palabras bonitas de «más Europa», sino que la acción política sea consecuente con ellas

Vivimos en un momento social vital para reconducir rumbo y reconfirmarnos como una sociedad europea que cree en los valores europeos. Por ello, voto para que la ciudadanía europea, como decimos en mi tierra (Galicia), tenga mucha “cabesiña” para que optar por opciones políticas respetuosas con las reglas de juego democrático, los derechos humanos, las instituciones, etc.

8. DEMOCRATIZAR Europa

El proyecto de integración de Unión no tiene precedente, como decía antes. Lo vamos construyendo poco a poco y cada vez es más democrático. Está pasando de ser una organización internacional clásica a una gran democracia supranacional. Y para que esto se dé, es necesario seguir tomando medidas que nos lleven a esa situación. Por ejemplo, consolidar el sistema según el cual la presidencia de la Comisión Europea respete el resultado de las Elecciones Europeas (spizencandidaten) y construir la toma de decisiones a través de la regla de la mayoría y no de la unanimidad (que con la opción del veto se provocan a muchas situaciones de bloqueo).

9. Tomar las medidas económicas que hagan SOSTENIBLE el proyecto de integración

Terminar la estructura de la unión económica y monetaria para dotar a la Unión de los recursos necesarios para mantener la estabilidad y afrontar los nuevos retos. Además, es necesario que el presupuesto del que dispone la UE crezca, porque es imposible poner en marcha tantos avances con un presupuesto que supone el 1% del PIB nacional. Para crear estos nuevos recursos la Unión debería poder gravar las actividades transfronterizas para lograr una fiscalidad eficiente y justa.

10. Comportarnos como un gran Pueblo Europeo

Se trata de sembrar el sentimiento de pertenencia al proyecto europeo, es decir, el sentimiento como “europeo/a”. Yo estoy convencida de que ya existe pero no somos conscientes. Por ello, demostramos que ya somos un demos europeo cuando nos comportamos como tal: cuando viajamos con nuestro carnet de identidad fuera de las fronteras de nuestro país (zona Schengen), cuando utilizamos una moneda común… cuando votamos en las Elecciones al Parlamento Europeo… 😀

Estos son mis 10 motivos por los que voto en estas Elecciones Europeas.

En definitiva,  VOTA, por tus motivos, pero VE A VOTAR HOY!

Sé un@ ciudadan@ europe@ activ@

¡Sé una voz para Europa!

*Recuerda que hoy en España se celebran elecciones municipales y autonómicas y en ellas también se decide el tipo de Europa que estamos construyendo, ¡no lo olvides!

★ ¡Feliz 2019! ★

Se avecina un año intensamente importante para la Unión (UE).

Todas aquellas personas que creamos en la Europa de los valores debemos prepararnos para dar la batalla democrática durante las Elecciones Europeas de mayo del próximo año.

Independientemente de la ideología de cada cual hay opciones más pro-europeas y otras menos (u opuestas), elige las pro!!! 😉

Aquí te dejo mi lista de New Year’s Resolutions para la UE para 2019:

  1. Mantener la PAZ (no darla por supuesta)
  2. Que la SOLIDARIDAD marque las decisiones de la ciudadanía europea y de las personas que están en puestos de responsabilidad
  3. CORAJE para afrontar el reto de construir una estructura institucional que permita a Europa estar más unida para consolidar la Europa federal
  4. Ambición con determinación para construir la Europa SOCIAL
  5. VOLUNTAD POLÍTICA en los/as líderes nacionales para «dejar de salir en la foto» para que la foto solo sea europea
  6. Interés de la ciudadanía europea para exigir un DISCURSO + ACCIÓN EUROPEÍSTA a las personas que ostentan el liderazgo en los diferentes niveles. No valen las medias tintas, la Unión se merece que no sólo se lean palabras bonitas de «más Europa», sino que la acción política sea consecuente con ellas
  7. Comportarnos como un gran PUEBLO EUROPEO: una comunidad política que sea quién de afrontar los retos del futuro respetando las diferencias internas. Una Unión «unida en la diversidad». Una muy buena manera (imprescindible, añadiría) de demostrar que somos un pueblo unido es participando en la mencionadas Elecciones Europeas. ¡Nos vemos votando! 🙋

Todo ello, para que las personas que vivimos dentro de esta comunidad podamos desarrollar la vida que queramos en base a los valores en los que creeemos, los valores europeos.

«La Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia,  igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres»

[artículo 2 TUE]

En definitiva, te deseo un ☆ ¡muy feliz y europeísta 2019! ☆

📝 «Crisis de refugiados: Solución europea»

La llamada “crisis de los/as refugiados/as” se incardina dentro de la Política de Exteriores y de Seguridad. Ésta es una competencia que siguen teniendo los Estados miembros de la UE y no “Bruselas”. He ahí la gran confusión en la que llevamos años inmersos en vez de enfocarnos en la solución, que sí es europea.

Me explicaré mejor (o lo intentaré). Cuando se habla de responsabilidades políticas implícitamente nos referimos a quién tiene la obligación, la responsabilidad de responder ante la buena o normalmente, mala, gestión de una competencia. Así, “culpamos” al gobierno local por la falta de aparcamiento o la tasa de basuras, etc., pero no le responsabilizamos de que haya más o menos hospitales públicos en Galicia, por ejemplo, porque sabemos que no es competencia suya sino de la Xunta de Galicia.

bien, aunque esto está bastante claro a nivel nacional e interno de este Estado, no nos ocurre lo mismo cuando nos referimos al nivel supranacional, a la UE. Normal, se explica poco y mal.

Pero veamos, si la competencia de Política Exterior y de Seguridad sigue estando en los Estados miembros de la UE de manera compartida con la UE y el que decide en último término es el Consejo Europeo (es decir, los/as Jefes de Estado y de Gobierno), por qué la responsabilidad se la exigimos a quién no la tiene. Es decir, nos centramos en culpar de insolidaria a la UE, pero no se oyen ni leen reproches a la culpabilidad de los Estados Miembros de no hacer frente a sus responsabilidades para con los refugiados de acoger al número de personas al que se habían comprometido y a su cara dura de vendernos que la culpa es de la UE. Si los Estados no cumplen, ¿la UE tiene la capacidad coercitiva de hacer cumplir? ¡No! Y ¿si un/a ciudadano/a de a pie comete una infracción de tráfico puede el Estado hacerte cumplir? Sí, he ahí la diferencia.

Miremos que ha hecho la UE, “Bruselas”, para afrontar esta situación en la medida de sus posibilidades: debemos tener en cuenta que, como se ha mencionado antes, la competencia en este tema es estatal, pero también los Estados miembros han llegado al mínimo acuerdo de tener una figura política de coordinación de las Políticas de Exteriores y de Seguridad a nivel europeo, la llamada Alta Representante de la UE, Federica Mogherini.

Desde la Comisión Europea se ha intentado proponer una solución más ecuánime que el Sistema de Dublín que era el que contemplaban los Tratados Internacionales (las personas refugiadas se quedan en el primer país que pisan). La solución propuesta son las famosas cuotas, muy debatidas en el seno del Consejo Europeo. A regañadientes se aceptaron las cuotas, pero ¿se cumplen? ¡¡NO!! Y ¿quién responde de tal incumplimiento?, deberían de ser los Estados, pero como vivimos en una situación “desinformativa” en general y a nivel europeo de manera estratosférica, pues la culpa se la echamos a la UE. Y yo pienso que si eso sirviera para exigir a los Estados más cesión de competencias a la UE, sería hasta comprensible y deseable, pero no, con gran regularidad veo que esta queja se convierte en desprecio e incomprensión hacia la UE.

Sobre el Acuerdo Internacional UE- Turquía (con el que no estoy de acuerdo), hay que tener en cuenta que la UE puede celebrar tratados internacionales en ámbitos en que tenga competencia, por ejemplo, la competencia compartida de en política de exterior. Y ¿quién tiene la batuta en su negociación y celebración de estos tratados? El Consejo Europeo con la ratificación de todos los Estados miembros “previa aprobación del Parlamento Europeo (para acuerdos de asociación y acuerdos que se refieran a ámbitos a los que se aplique el procedimiento legislativo ordinario o el procedimiento de aprobación)”. En definitiva, la decisión final está en los/as Jefes de Estado y de Gobierno y no en la Comisión o el Parlamento.

Luego hablamos de los populismos de uno y otro lado como la gran amenaza para el proyecto europeo, en cambio a mí me parece que la amenaza ya la vivimos desde hace años entre aquellos/as que se creen estar en posesión de la verdad cuando insultan a la UE como si fuese algo ajeno olvidan que las siglas “UE” son una estructura política supranacional. ¿Es lo más fácil? Si, ¿lo más inteligente? No, porque es negar la realidad. En política la responsabilidad debe exigirse a quién tiene el ejercicio de la competencia.

*Arículo publicado en Galicia Ártabra Digital

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝

✩ Los principios fundamentales de la UE (II)

Continuamos con nuestra serie sobre los principios fundamentales de la UE. En el post anterior hablamos sobre el principio de democracia y hoy trataremos el principio del respeto a los derechos humanos.

El Principio del respeto a los derechos humanos se recoge también en el artículo 2 TUE ( que puedes ver en el post anterior), pero sobre todo, en el artículo 6 TUE.

Artículo 6: “1. La Unión reconoce los derechos, libertades y principios enunciados en la Carta de los Derechos  Fundamentales de la Unión Europea  de 7 de diciembre de 2000, tal como fue adaptada el 12 de diciembre de 2007 en Estrasburgo, la cual tendrá el mismo valor jurídico que los Tratados.

Las disposiciones de la Carta no ampliarán en modo alguno las competencias de la Unión tal como se definen en los Tratados.

Los derechos, libertades y principios enunciados en la Carta se interpretarán con arreglo a las disposiciones generales del título VII de la Carta por las que se rige su interpretación y aplicación y teniendo debidamente en cuenta las explicaciones a que se hace referencia en la Carta, que indican  las fuentes de dichas disposiciones.

2 La Unión se adherirá al Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las  Libertades Fundamentales. Esta adhesión no modificará las competencias de la Unión que se definen en los Tratados.

3. Los derechos fundamentales que garantiza el Convenio Europeo para la Protección de los  Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales y los que son fruto de las tradiciones constitucionales comunes a los Estados miembros formarán parte del Derecho de la Unión como principios generales.”

La obligación de respetar los derechos humanos debe cumplirse tanto para el Estado que tiene la intención de adherirse la Union como para el Estado que ya forma parte de la Union. Además este principio también forma parte de la política exterior y de cooperación de la Unión.

*La carta de los derechos fundamentales de la UE es un documento que reconoce una serie de derechos personales, civiles, políticos, económicos y sociales de los ciudadanos y residentes de la UE.

La Carta de Derechos Fundamentales  trata distintos temas que engloban el tema de los derechos, como: la dignidad (dignidad humana, derecho a la vida, derecho a la integridad de la persona, prohibición de la tortura y de las penas o los tratos inhumanos o degradantes, prohibición de la esclavitud y el trabajo forzado), la libertad (derechos a la libertad y a la seguridad, respeto de la vida privada y familiar, protección de los datos de carácter personal, derecho a contraer matrimonio y derecho a fundar una familia, libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, libertad de expresión e información, libertad de reunión y asociación, libertad de las artes y de las ciencias, derecho a la educación, libertad profesional y derecho a trabajar, libertad de empresa, derecho a la propiedad, derecho de asilo, protección en caso de devolución, expulsión y extradición), la igualdad (igualdad ante la ley, no discriminación, diversidad cultural, religiosa y lingüística, igualdad entre hombres y mujeres, derechos del menor, derechos de las personas mayores, integración de las personas discapacitadas), la solidaridad (derecho a la información y a la consulta de los trabajadores en la empresa, derecho de negociación y de acción colectiva, derecho de acceso a los servicios de colocación, protección en caso de despido injustificado, condiciones de trabajo justas y equitativas, prohibición del trabajo infantil y protección de los jóvenes en el trabajo, vida familiar y vida profesional, seguridad social y ayuda social, protección de la salud, acceso a los servicios de interés económico general, protección del medio ambiente, protección de los consumidores), la ciudadanía (derecho a ser elector y elegible en las elecciones al Parlamento Europeo y derecho a ser elector y elegible en las elecciones municipales, derecho a una buena administración, derecho de acceso a los documentos, Defensor del Pueblo Europeo, derecho de petición, libertad de circulación y de residencia, protección diplomática y consular) y  la justicia (derecho a la tutela judicial efectiva y a un juez imparcial, presunción de inocencia y derechos de la defensa, principios de legalidad y de proporcionalidad de los delitos y las penas, derecho a no ser acusado o condenado penalmente dos veces por el mismo delito).

¡Gracias y hablamos en los comentarios! 🙂

-> Todos los artículos de la serie de los principios fundamentales de la UE:

Los principios fundamentales de la UE (I)

Los principios fundamentales de la UE (II)

Los principios fundamentales de la UE (III)

Los principios fundamentales de la UE (IV)

✩ Los valores de la Unión Europea

¿Sabes cuáles son los valores de la UE?

La propia Unión nos dice que  “se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respecto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías. Estos valores son comunes a los Estados miembros en una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre mujeres y hombres”. (Artículo 2 TUE)

Podemos darnos cuenta que estos valores pertenecen a los Estados democráticos; valores constituyen una obligación jurídica tanto para poder ser Estado miembro de la Unión como durante la permanencia como Estado miembro dentro de la Unión.  Si un Estado europeo tiene estos valores puede entrar en la UE.

El artículo 49 Tratado de la UE (TUE) nos dice que: “Cualquier Estado europeo que respete los valores mencionados en el art. 2 y se comprometa a promoverlos podrá solicitad el ingreso como miembro en la Unión. Se informará de esta solicitud al Parlamento Europeo y a los Parlamentos nacionales. El Estado solicitante dirigirá su solicitud al Consejo, que se pronunciara por unanimidad después de haber consultado a la Comisión y previa aprobación del Parlamento Europeo, el cual se pronunciara por mayoría de los miembros que lo componen. Se tendrán en cuenta los criterios de elegibilidad acordados por el Consejo Europeo.

Las condiciones de admisión y las adaptaciones que esa admisión supone en los relativo a los Tratados sobre los que se funda la Unión serán objeto de un acuerdo entre los Estados miembros y el Estado solicitante. Dicho acuerdo se someterá a la ratificación de todos los Estados contratantes, de conformidad con sus respectivas normas constitucionales”.

Pero, en el caso, en el que un Estado miembro no cumpla con los mismos la UE puede tomar dos tipos de medidas.

-> En primer lugar, una medida preventiva. La UE actúa ante  la constatación “de la existencia de un riesgo claro de violación grave” por parte de un Estado miembro de los valores contemplados en el primero artículo que leímos, el art 2.

Así, el art. 7 dice: “A propuesta motivada de un tercio de los Estados miembros, del Parlamento Europeo o de la Comisión, por mayoría de cuatro quitos de sus miembros y previa aprobación del Parlamento Europeo, podrá constatar la existencia de un riesgo claro de violación grave por parte de un Estado miembro de los valores contemplados en el art. 2. Antes de proceder a esta constatación, el Consejo oirá al Estado miembro de que se trate y por el mismo procedimiento podrá dirigirle recomendaciones.

El Consejo comprobara de manera periódica si los motivos que han llevado a tal constatación siguen siendo válidos”

-> En segundo lugar, una medida sancionadora. Así, el Estado puede ver suspendidos algunos de los derechos que tiene como miembro de la UE. En cambio, sus obligaciones siguen siendo vinculantes.

El art. 7.3. TUE dice “Cuando se haya efectuado la constatación contemplada en el apartado 2, el Consejo podrá decidir, por mayoría cualificada, que se suspendan determinados derechos derivados de la aplicación de los Tratados al Estado miembro de que se trate, incluidos los derechos de voto del representante del Gobierno de dicho Estado miembro en el Consejo. Al proceder a dicha suspensión, el Consejo tendrá en cuenta las posibles consecuencias de la misma para los derechos y obligaciones de las personas físicas y jurídicas.

Las obligaciones del Estado Miembro de que se trate derivadas de los Tratados continuaran, en cualquier caso, siendo vinculantes para dicho Estado

¿Y si el Estado rectifica? Entonces estas medidas dejan de funcionar. Son medidas reversibles.

Así, el art. 7.4 dice: “4. El Consejo podrá decidir posteriormente, por mayoría cualificada, la modificación o revocación de las medidas adoptadas de conformidad con el apartado 3 como respuesta a cambios en la situación que motivó su imposición

En otro orden de cosas, estos valores de la UE no solo nos afectan a nosotros que vivimos en ella, sino que también tienen implicaciones en el exterior de la UE.

Respecto de la acción exterior, el art 21 TUE señala que  “1. La acción de la Union en la escena internacional se basará en los principios que han inspirado su creación, desarrollo y ampliación y que pretende fomentar en el resto del mundo: la democracia, el Estado de Derecho, la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, el respeto de la dignidad humana, los principios de igualdad y solidaridad y el respeto de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional.

La Unión procurará desarrollar relaciones y crear asociaciones con los terceros países y con las organizaciones internacionales, regionales o mundiales que compartan los principios mencionados en el párrafo primero. Propiciara soluciones multilaterales a los problemas comunes, en particular en el marco de las Naciones Unidas

En cuanto a la cooperación al desarrollo, la política de la Unión en este ámbito se llevara a cabo en el marco de los principios y objetivos de la acción exterior de la Unión y teniendo en cuenta los objetivos que la propia Unión y los Estados miembros han acordado en el marco de las Naciones Unidas y de otras OOII competentes.

El art 208 TFUE dice: “1. La política de la Unión en el ámbito de la cooperación para el desarrollo se llevara a cabo en el maro de los principios y objetivos de la acción exterior de la unión. Las políticas de cooperación para el desarrollo de la unión y de los EM se complementaran y reforzaran mutuamente. El objetivo principal de la política de la unión en este ámbito será la reducción y, finalmente, la erradicación de la pobreza. La Unión tendrá en cuenta los objetivos de la cooperación para el desarrollo al aplicar las políticas que puedan afectar a los países en desarrollo.

2. La Unión y los EM respetaran los compromisos y tendrán en cuenta los objetivos que han acordado en el marco en las Naciones Unidas y de otras OOII competentes

¿Qué opinas? ¡Déjame tu comentario! 📝

✩ ¿Qué es la Declaración Schuman?

En el post dedicado al Día de Europa hablamos sobre la Declaración Shuman, pero ¿en qué consiste la Declaración Schuman? Robert Schuman, el Ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno francés en los años 1948 a 195, presentó, como recordarás, el 9 de mayo de 1950 (el día de Europa) la ambiciosa propuesta de producir conjuntamente las materias primas más importantes de la industria de armamentos, el carbón y el acero.

Como a mí me gusta mucho acudir a las fuentes y, sobre todo, a los tratados, leyes y discursos, me gustaría  compartir contigo el texto de la Declaración: 😉

«La paz mundial no puede salvaguardarse sin unos esfuerzos creadores equiparables a los peligros que la amenazan.

La contribución que una Europa organizada y viva puede aportar a la civilización es indispensable para el mantenimiento de unas relaciones pacíficas. Francia, defensora desde hace más de veinte años de una Europa unida, ha tenido siempre como objetivo esencial servir a la paz. Europa no se construyó y hubo la guerra.

Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho. La agrupación de las naciones europeas exige que la oposición secular entre Francia y Alemania quede superada, por lo que la acción emprendida debe afectar en primer lugar a Francia y Alemania.

Con este fin, el Gobierno francés propone actuar de inmediato sobre un punto limitado, pero decisivo.

El Gobierno francés propone que se someta el conjunto de la producción franco-alemana de carbón y de acero a una Alta Autoridad común, en una organización abierta a los demás países de Europa.

La puesta en común de las producciones de carbón y de acero garantizará inmediatamente la creación de bases comunes de desarrollo económico, primera etapa de la federación europea, y cambiará el destino de esas regiones, que durante tanto tiempo se han dedicado a la fabricación de armas, de las que ellas mismas han sido las primeras víctimas.

La solidaridad de producción que así se cree pondrá de manifiesto que cualquier guerra entre Francia y Alemania no sólo resulta impensable, sino materialmente imposible. La creación de esa potente unidad de producción, abierta a todos los países que deseen participar en ella, proporcionará a todos los países a los que agrupe los elementos fundamentales de la producción industrial en las mismas condiciones y sentará los cimientos reales de su unificación económica.

Dicha producción se ofrecerá a todo el mundo sin distinción ni exclusión, para contribuir al aumento del nivel de vida y al progreso de las obras de paz. Europa podrá, con mayores medios, proseguir la realización de una de sus tareas esenciales: el desarrollo del continente africano. De este modo, se llevará a cabo la fusión de intereses indispensables para la creación de una comunidad económica y se introducirá el fermento de una comunidad más amplia y más profunda entre países que durante tanto tiempo se han enfrentado en divisiones sangrientas.

Mediante la puesta en común de las producciones básicas y la creación de una Alta Autoridad de nuevo cuño, cuyas decisiones obligarán a Francia, Alemania y los países que se adhieran, esta propuesta sentará las primeras bases concretas de una federación europea indispensable para la preservación de la paz.

Para proseguir la realización de tales objetivos, el Gobierno francés está dispuesto a iniciar negociaciones según las siguientes bases.

La misión encomendada a la Alta Autoridad común consistirá en garantizar, en el plazo más breve posible, la modernización de la producción y la mejora de su calidad; el suministro, en condiciones idénticas, del carbón y del acero en el mercado francés y en el mercado alemán, así como en los de los países adherentes; el desarrollo de la exportación común hacia los demás países; la equiparación y mejora de las condiciones de vida de los trabajadores de esas industrias.

Para alcanzar estos objetivos a partir de las dispares condiciones en que se encuentran actualmente las producciones de los países adherentes, deberán aplicarse con carácter transitorio determinadas disposiciones que establezcan la aplicación de un plan de producción y de inversiones, la creación de mecanismos de estabilidad de los precios y la creación de un fondo de reconversión que facilite la racionalización de la producción. La circulación del carbón y del acero entre los países adherentes quedará liberada inmediatamente de cualquier derecho de aduanas y no podrá verse afectada por tarifas de transporte diferenciales. Progresivamente se irán estableciendo las condiciones que garanticen espontáneamente una distribución más racional de la producción y el nivel de productividad más elevado.

La organización proyectada, al contrario que un cártel internacional tendente a la distribución y a la explotación de los mercados mediante prácticas restrictivas y el mantenimiento de grandes beneficios, garantizará la fusión de los mercados y la expansión de la producción.

Los principios y compromisos esenciales anteriormente expuestos serán objeto de un tratado firmado entre los Estados. Las negociaciones indispensables para precisar las normas de aplicación se llevarán a cabo con ayuda de un árbitro designado de común acuerdo, cuya misión consistirá en velar por que los acuerdos se ajusten a los principios y, en caso de desacuerdo insalvable, decidirá la solución que deba adoptarse.

La Alta Autoridad común, encargada del funcionamiento de todo el sistema, estará compuesta por personalidades independientes designadas sobre bases paritarias por los Gobiernos, quienes elegirán de común acuerdo un presidente. Las decisiones de la Alta Autoridad serán ejecutivas en Francia, en Alemania y en los demás países adherentes. Se adoptarán las disposiciones adecuadas para garantizar las vías de recurso necesarias contra las decisiones de la Alta Autoridad.

Un representante de las Naciones Unidas ante dicha autoridad se encargará de hacer, dos veces al año, un informe público a la ONU sobre el funcionamiento del nuevo organismo, en particular por lo que se refiere a la salvaguardia de sus fines pacíficos.

La creación de la Alta Autoridad no prejuzga en absoluto el régimen de propiedad de las empresas. En el ejercicio de su misión, la Alta Autoridad común tendrá en cuenta las facultades otorgadas a la autoridad internacional del Ruhr y las obligaciones de todo tipo impuestas a Alemania, mientras éstas subsistan«

¿Qué te parece?

Fuente:

✩ ¿Conoces los símbolos que representan la Unión Europea? Hoy, el himno

¿Recuerdas que sus símbolos son la bandera, el himno, el lema y el Día de Europa?

Hoy continúo esta serie de post dedicados a los símbolos europeos. En el post anterior hablaba de la bandera europea. Hoy, hablaré del HIMNO.

La melodía que simboliza a la Unión Europea procede de la Novena Sinfonía y fue compuesta en 1823 por Beethoven, que decidió poner música al poema «Oda a la Alegría«, escrito por Schiller en 1785.

Un dato importante a tener en cuenta es que el himno no sólo simboliza a la Unión Europea, sino también a Europa en un sentido más amplio. El poema «Oda a la Alegría» de Schiller expresa la visión idealista de la fraternidad entre los seres humanos, una visión que Beethoven compartía.

¿Cómo llega a convertirse en el himno de la Unión Europea?

En 1972, el Consejo de Europa convirtió el tema «Oda a la Alegría» de Beethoven en su himno. En 1985, fue adoptado por los dirigentes de la Unión Europea como himno oficial de la Unión Europea. Sin letra, en el lenguaje universal de la música, este himno es la expresión de los ideales europeos de libertad, paz y solidaridad.

¿Por qué el himno?

Cada país miembro de la Unión Europea sigue manteniendo su propio himno, y el himno europeo viene a escenificar musicalmente la unión de los valores que todos compartimos.

Aquí puedes escuchar el himno europeo. El himno está interpretado por la Joven Orquesta de Viento de la Unión Europea, dirigida por André Reichling. Se grabó en el Teatro da Trindade de Lisboa en 1994. Herbert von Karajan ha realizado el arreglo musical.

También está bien este vídeo de la Comisión Europea. ¡Es emocionante ver cómo los más peques se empapan de Europa y de alegría!

Un día viendo la página de Facebook de JEF Spain (Jóvenes Europeístas Federalistas de España) me encontré con este vídeo: es un falshmob, ¡me encantó! ¡Mira!

Me gustaría aprovechar esta mención para invitarte a conocer esta organización juvenil de europeístas, como dice su web,  JEF es «una organización juvenil no gubernamental y no afiliada a ningún partido político que perseguimos el objetivo de lograr una Europa más unida y democrática».

Estamos intentado poner en marcha la sección gallega de la organización, ¿alguien se anima? El mail de contacto es xefgalicia@gmail.com.  🙂

Por último, ¿te acuerdas de la versión de Miguel Ríos?

¿Tú qué opinas?, ¿te identificas con el himno?, ¿conocías la canción?

¡Gracias! 🙂

Más info:

 

***

->Todos los símbolos de la Unión Europea

¿Conoces los símbolos que representan la Unión Europea? Hoy, la bandera europea

¿Conoces los símbolos que representan la Unión Europea? Hoy, el himno

 ✩ ¿Conoces los símbolos que representan la Unión Europea? Hoy, el lema: “Unida en la diversidad”

¿Conoces los símbolos que representan la Unión Europea? Hoy, el Día de Europa